CONTADOR DE VISITAS

Argentina 2012

Imprimir artículo
Escrito: Israel y Carmen, Fotografía: Israel y Carmen

DATOS PRÁCTICOS:
¿POR QUÉ ESTE DESTINO?
Argentina siempre fue un destino que nos obsesionó, concretamente Tierra de Fuego, también La Patagonia pero sobre todo el fin del mundo, esa sensación de estar en la población más meridional del planeta nos llamaba como el azúcar a las moscas. Todo empezó años atrás en una playa en la isla sur de Nueva Zelanda, Waikaka se llamaba, fue el punto más lejos al que llegamos de nuestras casas. Estando en ese lugar y mirando al mar sentimos un escalofrió por el cuerpo, fue una sensación muy extraña, difícil de expresar con palabras, al regreso de ese viaje algo comenzó a llamar nuestra atención en ese punto, en tierra de fuego, “El fin del mundo” lo llaman. Pero durante años este viaje se vio aplazado por los altos precios de los vuelos y sobre todo por tener las estaciones invertidas (no es fácil pedir  vacaciones en febrero o enero), así que cuando ambas cosas fueron posibles no lo pensamos ni un instante y desde luego que mereció la pena, trataremos de expresar todo lo que sentimos en el relato de este maravilloso viaje.


RUTA:
DIA 1- Sábado, 25 Febrero. Buenos Aires.
DIA 2- Domingo, 26 Febrero Buenos Aires.
DIA 3- Lunes, 27 Febrero BA - volamos de madrugada a USHUAIA
DIA 4- Martes, 28 Febrero USHUAIA-Tierra de Fuego
DIA 5- Miércoles, 29 Febrero USHUAIA-Tierra de Fuego
DIA 6-  Jueves, 1 Marzo USHUAIA-Tierra de Fuego
DIA 7-  Viernes, 2 Marzo  USHUAIA volamos por la mañana a – el CALAFATE
DIA 8-  Sábado, 3 Marzo CALAFATE-PERITO
DIA 9-  Domingo, 4 Marzo CALAFATE – el CHALTÉN.
DIA 10- Lunes, 5 Marzo  el CHALTÉN-Laguna Torre
DIA 11- Martes, 6 Marzo EL CHALTÉN 
DIA 12- Miércoles, 7 Marzo EL CHALTÉN- FIZ ROY
DIA 13- Jueves, 8 Marzo El CHALTÉN-CALAFATE
DIA 14- Viernes 9 Marzo CALAFATE regresamos a BA
DIA 15-  Sábado, 10 Marzo-Buenos Aires 
DIA 16-  11 Marzo BA-MADRID

CUÁNDO IR: 
Para bajar hasta Patagonia y Tierra de Fuego nosotros sólo recomendamos ir en verano, es decir, desde Noviembre a Marzo (más o menos). Otras zonas de Argentina pueden visitarse durante todo el año.


ALBÚM FOTOGRÁFICO:

WEBS Y BLOGS ÚTILES: ¡atención! los enlaces dispuestos fueron algunas de nuestras fuentes para preparar el viaje, NO COBRAMOS POR ELLO ni pretendemos hacerles publicidad, pero pretendemos que este blog sea útil y está información puede resultar de utilidad para el viajero.
Blogs recomendados:
Transporte:
Agencias para excursiones:
Información:
Estancias-Espectáculos-Actividades:

AEROPUERTO COMPAÑIAS AEREAS-TRANSPORTE:
Buenos Aires; aeropuerto internacional Ezeiza (que es donde aterrizas y despegas) para llegar a la ciudad tienes varias opciones; 
-  Remises que son taxis privados y salen caros
-  Taxis, la mejor opción, en este momento te ofrecen un precio fijo por la carrera entre 140 a 150 pesos
- Otra opción son los buses lanzadera de Manuel Tienda León que a no ser que se viaje solo y con poco     equipaje no merece la pena porque el taxi sale muy bien de precio y te deja en la puertecita de tu hostel u hotel.
- Finalmente existe el bus urbano 86 que sale baratísimo pero tarda siglos en llegar a la ciudad.
Buenos Aires AEROPARQUE; así se conoce al aeropuerto para los vuelos nacionales, está en el centro de BA y un taxi te cuesta unos 60 a 80 pesos, de nuevo recomendamos esta opción ya que no nos pareció caro, también existen los bus urbanos 35 ó  45.
Aeropuerto de Ushuaia; Está a 5 minutos del centro, un taxi es lo mejor y tirado de precio 20 pesos.
Aeropuerto de Calafate; situado a 25 Km., existe una empresa de minibús se llama voy-argentina (no es preciso el dato) tiene sede en la calle principal Avd. General San Martín y te recogen en el hotel y te llevan por 25 pesos persona, decimos esto porque en el aeropuerto hay otra compañía más cara de buses que sale por 50 pesos, un taxi sale por unos 140.

MONEDA-CAMBIO:
El tema del cambio tiene algunos datos curiosos: Lo primero el mejor cambio que conseguimos en todo el viaje fue con diferencia en el denominado Banco de la Nación del Aeropuerto Ezeiza, buscarlo y cambiar todo lo que podáis, nos dieron 5.76 pesos por euro. Segundo, no es mala idea sacar de los cajeros, el cambio que nos aplicaban era de 5.88 pesos por Euro pero claro te cobran de comisión unos 20 pesos cada vez que sacas y OJO sólo te deja sacar como máximo entre 1000 a 1200 pesos, para obligarte a sacar varias veces con la misma tarjeta o varios días, así que si intentáis sacar 2000 pesos y os dice que NO, descartar la idea de que vuestra tarjeta está mal. Como veis no existe la opción perfecta, otra cosa que nos pasó es que en el centro de BA, en la calle Florida cambiamos en casas oficiales regateando, la cosa fue que nos ofrecieron muy poco y al decir que NO nos aumentaron el cambio.
Consejo final; cambiar todo lo que podáis en el aeropuerto (lo normal es que los aeropuertos sean lugares desfavorables para cambiar dinero) aunque mucha gente os dirá que en el aeropuerto no cambiéis no hagáis caso, pensad que hay más bancos y esos si que tienen malísimo cambio, pero si buscáis el Banco de la Nación os alegraréis, además llevaros tarjetas y de vez en cuando sacar dinero, OJO en Patagonia y Tierra de Fuego es habitual que los cajeros se queden sin pasta así que no apuréis hasta el final.

ALOJAMIENTO: 
Nos alojamos en sitios bastante cutres así que sólo recomendaremos los que calidad precio nos gustaron, en este caso se reduce a dos:
En el Calafate: Hostel Buenos Aires http://www.glaciarescalafate.com/, sobre todo nos quedamos con la amabilidad de los chicos de la recepción, su situación y su cocina.
En el Chaltén: Hospedaje indipolis; tienen una habitación Low cost bastante bien, lo llevan don chicas super majas.

TRANSPORTE: 
Buenos Aires: http://www.bue.gov.ar/ en BA como en cualquier ciudad grande tienes una amplia Red de autobuses urbanos (OJO no admiten más que pago con monedas así que reservadlas) El metro, también muy eficiente y una muy buena red de taxis, nosotros pillamos bastantes porque son muy económicos y rápidos, además somos dos y debemos decir que los taxistas son bastante honrados.
Entre ciudades: bueno, ni que decir tiene que Argentina es inmenso, si tienes poco tiempo es necesario pillar aviones, aquí seremos muy claros, recomendamos de todas, todas LAN, la otra opción AEROLÍNEAS no escuchamos más que pestes, con LAN tomamos 3 vuelos y oye, todo perfecto y a tiempo (y no fue más caro que con AEROLINEAS nos salió más barato) por cierto, siempre que os resulte posible realizar el check-in el día antes por Internet, no es necesario imprimir la tarjeta pero os aseguráis el asiento. Siempre encontramos vuelos baratos utilizando ineternet La otra opción para viajar entre ciudades es el bus, muy buenos (ver enlaces de webs útiles) pero claro, las distancias son grandísimas. Nosotros únicamente tomamos el trayecto Calafate-Chaltén que son 200km y lo hicimos con http://www.caltur.com.ar/.
Para moverte en el resto de destinos: pues en los pueblos andando y para subir a Parques Nacionales etc., en ocasiones contratas minibuses que te llevan y traen y otras ocasiones casi estas condenado a contratar una excursión (como en el Perito Moreno) hay muchas compañías. 

COMIDA Y PRECIOS:
Bueno, por partes; LA COMIDA, pues que podemos decir, EXCEPCIONAL, un consejo hincharos a carnaza, empanadillas, alfajores, vino y cerveza, pero sobre todo a carnaza, qué calidad precio en España por lo menos no la comeréis igual. PRECIOS: siempre escucharéis que Argentina es un país muy caro, en nuestra opinión cualquier país europeo incluido España es más caro, en todo, el problema es que Argentina tienes que contratar excursiones y contratar mucho transporte y casi siempre varios vuelos, eso es lo que hace parecer un destino caro pero para nada. Puedes comer una parrillada para dos más vino y café por 160 pesos en total, tienes tenedores libre por 100 pesos por persona y puedes comprarte empanadillas o trozos de pizza por apenas 10 pesos, los alojamientos calidad precio están pero que muy bien y también hay para todos los bolsillos.
SANIDAD Y SEGURIDAD:
Sanidad: no tuvimos que usarla pero allí todo el mundo nos comentó que los hospitales y demás tienen muy buena calidad, tipo España.
Seguridad: Buff…seguridad, pues a ver, primero hay que diferenciar Buenos Aires del resto, comencemos, la capital a nosotros no nos pareció insegura pero TODOS los argentinos que conocimos no prevenían muchísimo, hasta el extremo, además una semana antes de llegar nosotros mataron a un francés al quitarle la cámara, nosotros paseamos por la noche y todo pero nos metieron un poco el miedo en el cuerpo, de hecho vestíamos muy cutre y la cámara buena ni la sacamos, llevábamos una pequeñita, pero lo cierto es que luego en la calle no vimos nada que nos creara inseguridad, ni siquiera en la boca (bueno alguna calle pero...) en fin... un consejo que nos dio todo el mundo, si te vienen a atracar dales lo que te piden, no te resistas. Luego hay barrios como Puerto Madero o Palermo que son muy seguros...
Respecto al resto de lugares nos parecieron extremadamente seguros, aunque en Ushuaia y el Calafate hay pequeñas villas miseria y también nos advirtieron pero ahí sí que os decimos que se sentía una seguridad superior a la de mil lugares de occidente.
SOCIEDAD Y GENTE:
Me encanta este apartado porque sin miedo a equivocarnos podemos decir que los Argentinos son gente maravillosa, educados, amables, agradables, simpáticos, en todos los lados nos trataron muy, muy bien. Es cierto que la gente de provincias son todavía más amables pero vamos en Buenos Aires nos trataron a las mil maravillas, a nosotros en términos generales nos recordaban mucho a los Españoles...(estamos generalizando pero vimos similitudes) en lo bueno y en lo malo je je.
Día 25 de Febrero:
10 de la mañana hora local, aterrizamos en  el aeropuerto de Buenos Aires, hemos volado en nuestra noche y hemos dormido algo pero tenemos el cuerpo “J”. Pasamos los habituales trámites de aduana y esperamos una larga cola para cambiar dinero en el Banco de la Nación, el que mejor cambio nos dio en todo el viaje, después nos subimos a un taxi previo acuerdo de precio por 140pesos que nos introdujo en nuestro primero contacto por tierras argentinas, charlamos bastante con él de la situación del país etc., nos advirtió de lo peligroso que era Buenos Aires y especialmente la calle Rivadavia (donde nos alojábamos) así que nos dejó con el miedo en  el cuerpo, es cierto que justo antes de llegar nos comentó – esta zona no es tan mala pensé que era más arriba-. Una vez en nuestro hostel nos dimos una ducha rápida y a la calle, según salimos vimos un restaurante muy de barrio que nos dio “buen rollo” y decidimos comer ahí mismo, hicimos muy bien, tomamos nuestro primer bife de chorizo, vino y café por unos 140 pesos en total, nos pareció más que razonable.

Después de comer nos pusimos en marcha para conocer algo de la ciudad, tomamos dirección Av. de Mayo,  cruzando la Av. 9 de Julio, las primeras impresiones son muy parecidas a nuestra ciudad natal, Madrid, mucho restaurante y mucha librería, pasamos por el famoso Café Tortóni donde había una larga cola de turistas para entrar, así caminando llegamos a la plaza de Mayo donde vimos lo típico,  la Casa de Gobierno o casa rosada, la catedral etc etc., la verdad es que ya teníamos un poco planificado los días sobre lo que queríamos ver (enseguida nos dimos cuenta que necesitábamos más tiempo para ver la ciudad) toda esta zona resulta muy agradable. 



Después recorrimos toda la calle defensa, y pasamos por el convento san francisco (entre otras muchas cosas), esta calle te introduce en el magnifico barrio de San Telmo, muy pintoresco e interesante,  en el  camino te encuentras con mafalda, justo al lado hicimos un stop en un bar de aspecto bohemio (aunque de precios turísticos)  donde tomamos un café. 


Recorrimos todo San Telmo, sin prisa pero sin pausa. Entrando la noche regresamos de nuevo hasta plaza de mayo y de ahí directos a  puerto madero para disfrutar de las vistas de noche, este sitio resulta muy diferente al resto de toda la ciudad, de lo que era un lugar maloliente han hecho un sitio exclusivo con precios exclusivos, por allí se puede pasear tranquilo porque incluso existe seguridad privada, este tipo de sitios no terminan de gustarnos por lo que representan pero es cierto que arquitectónicamente es una pasada así que no podemos más que recomendarlo. Decidimos picar algo antes de volver y nos metimos en un bar normalito para comernos unas empanadillas, una milanesa y algo de beber, y empezó a caer la de dios, menos mal que estábamos a cubierto, cenamos y para el hotel que estamos destrozados, tomamos un taxi que nos cobró apenas 20 pesos. 


La primera impresión que nos ha dado Buenos Aires es muy positiva, es una ciudad muy bella, muy agradable de pasear, a cualquiera que le gusten las ciudades ésta le gustará, no sentimos la sensación de inseguridad, todo lo contrario.

Día 26 de Febrero:
Nos levantamos algo más recuperados y con fuerzas para afrontar otro día de pateo por la ciudad. Después de desayunar nos dirigimos a la plaza del congreso,  a dar una vuelta y hacer una fotillos y de ahí al famoso barrio de la boca, tenemos poco tiempo así que hemos decidido ir en taxi. En menos que canta un gallo llegamos a tan pintoresco barrio conocido por albergar el estadio del Club Boca Juniors.
El barrio de la boca alberga 3 ó 4 calles pintorescas, una de ellas la famosa “Caminito” que dio lugar al tango del mismo nombre, con fachadas muy coloridas y todo tipo de merchandising, bares y  restaurantes. 


Aunque dando una vuelta, observas que saliéndote de esas calles el resto está bastante abandonado y ....bueno, la gente que merodea por ellas no parecían ser muy fiables la verdad,  pero sin salirse de lo aconsejable para ver, hay que decir  que es muy cuco, y merece la pena meterse por los pequeños callejones que hay con fachadas coloridas y muy alegres.

En fin, estuvimos allí como una hora recorriendo lo más pintoresco y acercándonos cómo no, al estadio del Boca, queríamos ver si se podía hacer alguna visita por dentro pero estaba totalmente “chapado”, así que no puedo ser , por lo que  después de la rutilla decidimos irnos hacia la calle Florida, una de las calles comerciales más grandes de buenos aires, esta vez hemos decidido coger un bus que por apenas 1 peso nos lleva directos a la plaza de Mayo.

Recorrimos parte de la calle Florida, muy parecida a lo que conocemos en Madrid como la calle Preciados, pero mucho más larga, llena de comercios de todo tipo, de ahí retrocedimos sobre nuestros pasos para volver a la calle Valle, otra calle peatonal también con bastante comercios, y como ya es hora de comer y por allí está lleno de restaurantes decidimos meternos en uno que nos hacían el 30% de descuento, así que ná, a zamparnos una parrillada argentina, nos ha avisado unos de los camareros que con la parrillada para 1 comen 2, así que eso hicimos, pedimos la parrillada para uno, y una botella de litro de Quilmes, la famosa cerveza argentina. La parrillada es bastante completa, chorizos criollos, morcilla, vacio, bife de chorizo, vamos, que terminas hasta las trancas de carne y disfrutamos muchísimo de la comida, es un auténtico lujo disfrutar de esta carne tan estupenda a un precio impensable en España. 
Después de comer, nos dirigimos de vuelta al hotel, esta tarde hemos quedado con Aldana y Dino, 2 argentinos viajeros a los que muchos ya conoceréis, si no tenéis el privilegio de hacerlo, mirar en el lateral, ahí tenéis su blog de viajes “Magia en el camino”. Lo dicho, de vuelta al hotel con una temperatura bastante agradable nos encontramos en medio de la Avenida 9 de Julio una multitud de chavales todos con camisetas de Justin Bieber, y a lo lejos observamos cómo se estaban lanzando agua, espuma o algo parecido. Según nos acercamos imaginamos que Justin Bieber iba a dar algún concierto o está en Argentina y para salir de nuestra curiosidad le preguntamos a unas chavalitas que iban empapadas hasta las cejas, y no, nos comentan que simplemente es una concentración de fans del dichoso Justin, ni más ni menos…la verdad no lo entendemos jajajajajaja ¿será que somos ya muy carrozas?...nooooo…mejor, ¡ que el mundo se ha vuelto loco!  Seguimos nuestros pasos hacia el hotel incrédulos de lo que acabamos de ver.

Hemos quedado con Aldana y Dino a las 5:30 en el barrio de Palermo, en la plaza de Serrano, así que después de asearnos un poco salimos del hotel para conocer en persona a estos 2 viajeros. A penas 5 minutos de nuestra llegada aparecieron Aldana y Dino,  estuvimos dando una vuelta por Palermo, y charlando, nos explicaron que la zona de Palermo antiguamente estaba repleta de talleres mecánicos, y estos fueron desapareciendo poco a poco dado que sus propietarios se iban haciendo mayores  o bien  los cerraban, así que con el paso del tiempo o bien los descendientes de dichos propietarios o gente ajena a dichos comercios empezaron a habilitar aquellos antiguos talleres como tiendas de venta exclusiva de gente que realizaba sus propios  diseños, y poco a poco se fue contagiando esta nueva tendencia hasta reestructurar todo el barrio  convirtiéndolo en lo que hoy en día es. Después de toda esta evolución y debido al éxito que ha tenido el barrio firmas exclusivas de grandes diseñadores se han ido añadiendo al barrio adquiriendo locales y poniendo allí sus negocios. Si podéis no dejéis de pasar por allí, la verdad es que merece la pena, es un barrio muy frecuentado por los propios Argentinos,  una zona que toma mucha vida al atardecer, el lugar elegido para pasear, cenar y tomar unas copas. Buenos Aires es de ese tipo de ciudad que con sus diferentes barrios se convierte en diferentes ciudades, Palermo es un claro ejemplo.
Después de dar una vueltecita y charlar, nos preguntaron si ya habíamos probados los famosos Alfajores argentinos, les comentamos que no, así que nos llevaron a una cafetería muy chula  de la cadena HAVANA (que tienen fama de ser los mejores) para tomarnos un café con un rico alfajor, la verdad es que están buenísimos y llegan a crear adicción jajajajaja.  Tras un rato de agradable charla y una rica merienda, nos dirigimos hacia El Ateneo Grand Splendid famosa librería que se caracteriza por estar ubicada en lo que antes era el teatro Grand Splendid, una auténtica maravilla, un deleite para los ojos, la verdad, imprescindible visitarlo tanto si gusta o no la lectura, sólo por el emplazamiento donde se encuentra, un sueño para un buen lector…allí hay de todo, libros, cd, dvd y una cuca cafetería donde puedes leer libros del propio lugar, eso sí, no esperéis precios populares.

Llega la hora de despedirnos de Aldana y Dino, ya son las 9 de la noche y mañana de madrugada (bueno madrugar, digamos que apenas dormiremos) cogemos un avión a Tierra de fuego, así que tras pasar una tarde estupenda nos despedimos de estos 2 viajeros que ya son amigos y nos dirigimos de vuelta al hostel para cerrar maleta y descansar. De regreso decidimos comprarnos unas ricas empanadas argentinas para acompañar a nuestra botella de vino que hemos traído de España. Una rica cena, y a descansar un poco que en breve hay que levantarse.

Segunda etapa-Tierra de Fuego

Día 27 de Febrero:
Nuestro avión con destino a Ushuaia sale a las 4:30 de la mañana, así que con apenas 3 horas de sueño salimos del hotel en dirección al aeroparque, que es el aeropuerto que está situado en la misma ciudad de Buenos Aires por lo que en apenas 15 minutos hemos llegado.  Estamos agotados y con mucho sueño, pero estamos ansiosos por llegar a “El fin del mundo”. 
El vuelo dura 4 horas. A las 8:30 de la mañana hora local pisamos Tierra de Fuego. Ya desde el avión alucinamos con las vistas que tenemos, pero según salimos del aeropuerto, ¡buah!, es espectacular la belleza que tenemos delante de nuestros ojos. Aunque es raro según nos contarán después, aunque es Febrero ya ha caído la primera nevada y eso nos permite contemplar todas las montañas con un manto de nieve que deja helados nuestros corazones de tantísima emoción, por fin…por fin estamos en Ushuaia, por fin hemos llegado a Tierra de Fuego, a “EL FIN DEL MUNDO”, y os aseguro que uno siente que está en el fin del mundo, es una sensación indescriptible.

Después de este preludio de emociones nos dirigimos a nuestro hostel, otra vez en taxi que no nos supone ni 5€ el viaje. Como la habitación todavía no está disponible dejamos nuestras maletas y nos dirigimos al centro de la ciudad a ver  si podemos desayunar. Mientras descendemos hacía la calle principal del pueblo seguimos anonadados con las vistas que tenemos frente a nosotros ¡una maravilla!. Al llegar al centro nos quedamos perplejos, es increíble, vale que son las 9 de la mañana pero no es normal que parezca un pueblo fantasma, no hay nada abierto, vemos una cafetería y emocionados nos dirigimos hacia ella, hay una señora limpiando que nos dice que hasta las 10 no abren, nuestro gozo en un pozo, seguimos caminando y por fin encontramos una pequeña chocolatería que está abierta, pues nada, allí mismo que nos metimos. Desayuno típico, chocolate con panqueques rellenos de dulce de leche para empezar el día con energía ¡riquísimos!

Tenemos que hacer tiempo hasta las 12 para poder entrar en la habitación, así que nos ponemos a pasear por el pueblo , hemos decidido hacer la excursión de la navegación por el canal de Beagle mañana, así que aunque ya hemos leído muy buenas críticas sobre la empresa “las tres marías” vamos a la oficina de turismo a pillar información y ya aprovechamos para ponerle a nuestro pasaporte un sello de “El fin del mundo” jajajaja, Como ya son más de las 10:30 vamos directos a reservar la excursión para mañana. Según llegamos  la mujer que lleva el negocio nos dice que mejor que para mañana para esa misma tarde, el tiempo es muy variable y para esa tarde no hay pronostico de lluvia, y para colmo podemos avistar ballenas, ya que hace unos días como 25 de ellas andan dando vueltas por allí, así que nada, reservamos para esa misma tarde, $250 cada uno, lo que viene a ser unos 45€. Ya con la tarde organizada, seguimos paseando por el paseo marítimo, la mañana está espectacular y nos ofrece unas vistas del canal y el puerto preciosas.

Hemos decidido comer un bocata con el embutido que nos hemos traído de España, jajajajaja, así que nos vamos a comprar un poquito de pan, y volvemos para el hostel a asearnos un poco, relajarnos y comer, ya que a las 14:30 tenemos que estar en el puerto para hacer la excursión.
A las 14:30 ya estamos allí plantados, en media hora iniciaremos la marcha por el canal de Beagle que durará alrededor de 4 horas. Tenemos que pagar una tasa en el puerto de $10 cada uno para poder embarcar, así que después de realizar todos los trámites nos enrolamos en una pequeña embarcación con capacidad para 10 personas (aunque solo éramos tres), mucho más recomendable que hacerla en un super barco atestado de turista desde nuestro punto de vista.

El viaje nos resulta espectacular, el  estar continuamente viendo el movimiento de ballenas (las cuales creemos que eran orcas aunque no nos lo aseguraron, pero en la fotos creemos observar que sí), y sus cacas, sí, sí, qué pedazo cagadas que se marcan las amigas jajajaja, nos  acercamos a la isla Alicia, atestada de leones marinos y cormoranes, genial poder contemplarlos desde tan cerca, y después desembarco en la isla H, esta empresa es la única que puede desembarcar aquí y la verdad es genial, porque te haces una ruta por toda la isla y te van contando toda la flora y fauna que hay en ella a la vez que puedes ver donde los Yámanas (antiguos habitantes de la tierra de fuego)  comían para estar protegidos del viento. En fin, una excursión muy recomendable que nos ha hecho pasar 4 horas maravillosas.


 La anécdota de la jornada es que el Guía de la empresa nos sonaba mucho y charlando, charlando va y nos suelta que el trabaja la mitad del año en Noruega, ¡atiza! Ya sabemos donde hemos visto a este tío, ¡en un callejeros viajeros de Noruega! Era imposible la confusión precisamente porque trataba sobre un Argentino residente en Ushuaia que trabajaba en Noruega y claro, en su momento nos llamó la atención dado que los protagonistas suelen ser Españoles, pues efectivamente, en cuanto le dijimos – tú has salido en un callejeros- el tipo asintió con una enorme sonrisa….ja ja qué casualidad, realmente el mundo es un pañuelo.

Una vez en tierra decidimos tomarnos una cerveza típica argentina y picar algo, nos lo hemos ganado, jajajajajaja. La verdad es que estamos bastante cansados, así que después de un par de horas comentando la jornada mientras disfrutamos de nuestra cena decidimos subir hacia el hostel a descansar. Mañana hay más cosas nuevas qué descubrir.

Día 28 de Febrero
Hoy el día tiene muy buena pinta, hemos amanecido con cielos despejados y un sol que augura calor y esplendidas vistas.
Hemos decidido ir a visitar el glacial Martial, está a pocos kilómetros de la ciudad e incluso se puede ir haciendo un pequeño trekking, pero como andamos algo bajos de forma hemos decidido ir hasta la base en taxi y desde ahí iniciar el ascenso, este se puede hacer a pié o en telesilla, pero cuando llegamos el telesilla casualmente está cerrado por razones desconocidas, vamos, que debe haber poco turismo y para qué abrir, jajajajaja. Así que nada, nos toca subirnos una pedazo de cuesta descomunal – al menos para nosotros-, que en realidad es la pista de esquí, pero estamos allí y no vamos a prescindir de la visita, y mucho menos con el pedazo día que hace.

No sé cuánto nos ha costado subir, se nos ha hecho eterno y cuando llegamos arriba estamos sudando del esfuerzo jajajaja, es lo que tiene estar bajo de forma…, en fin, independientemente de esto ha merecido la pena el esfuerzo, ante nuestro ojos parte de la cordillera de los andes con el Glaciar Martial allí mismo y una panorámica de Ushuaia que no hay que perderse. Nos cruzamos con unos señores que bajaban y nos dijeron que justo al inicio hay a mano derecha como una especie de mirador con bancos donde descansar y contemplar el paisaje, y dado que estamos rotos para allá que fuimos directos. Alrededor de 1 hora y media estuvimos allí, un buen rato recuperando fuerzas y contemplando el paisaje y después decidimos seguir un poco más hacia arriba, pero es casi la hora de la comida y no nos sentimos con fuerzas para seguir subiendo, la verdad, así que mejor tirar pá el pueblo y a comer que el campo abre el apetito.

Hoy está en nuestros planes comer en un “tenedor libre”, lo que en España se conoce como “buffet libre”, con la diferencia de que tienes a tu disposición cordero a la brasa, bife de chorizo, vacio, y esas carnes maravillosas que sólo se pueden disfrutar en este país, porque sí, los españoles decimos que ¡cómo la carne gallega, ninguna!, pero hemos venido convencidos a base de pruebas que ¡cómo la carne argentina, ninguna! Aparte de lo anterior el precio es muy asequible $90 por persona (como unos 16€) bebida aparte, pero vamos ¿quién se plantea en España ponerse hasta las trancas de carne, empanadas y todo tipo de comida por algo menos de 20€? En nuestro país difícil, pero en Argentina está a vuestra disposición y si podéis, daros el lujo que la vida son 2 días.
Después de ponernos hasta las trancas de carne, porque está claro que no íbamos a comer otras cosas..bueno sí, alguna empanada pero poco más y un buen vino, salimos a la calle con una pesadez descomunal, jajajajaja, creo que nos hemos pasado un pelín, las ansias….en fin, paseamos por el paseo marítimo un rato para intentar bajar la pesadez y decidimos visitar la antigua prisión de Ushuaia hoy en día Museo.

El precio a la prisión es de $45 y su visita  merece la pena. El edificio se encuentra en perfecto estado, parte de las galerías se han habilitado para exposiciones temporales que serán interesantes dependiendo de lo que tengan en cada momento, la que nosotros vimos nos encantó, era de una pintora y diseñadora argentina que en todas sus obras plasmaba vacas intercalándolas con la bandera del país, nos gustó mucho la verdad. También podréis ver el  museo marítimo en otra de las galerías, exposiciones de aves de la zona, antiguos habitantes de la región y el proceso de su extinción, los naufragios producidos en la zona y bueno,  también encontraréis ocupando otra de las galerías  la típica tienda de merchandising. Pero lo que realmente nos gustó fueron 2 de ellas, una con una exposición de los antiguos habitantes de la prisión, los más famosos o destacados, incluso se habla de un tal “Carlos Gardel” … donde podréis ver una recreación de cómo eran sus celdas y descubrir porqué estuvieron allí, y la otra quizás la más espeluznante, la única galería que no se ha tocado en absoluto, está igual que cuando se cerró la prisión en 1947, sin calefacción y con un aire escalofriante, podréis ver las duchas, letrinas y la verdadera realidad de los que estuvieron allí. Os lo recomendamos.

Entre la subida al Glaciar Martial, la pedazo de comida que nos hemos metido y la visita al museo vamos a dar por finalizado el día de turismo, ahora nos vamos a relajar disfrutando de otra cervecita y algo de picar y al hostel a dormir.

Día 29 de Febrero:
Hoy el día ha amanecido algo nublado, pero bueno, mientras que no nos llueva no nos importa mucho porque el día de hoy va a estar dedicado al parque nacional tierra de fuego.  Hay empresas que se contratan en el pueblo al lado de la parada de taxis que se dedican a hacer excursiones, simplemente pasándose por allí te informan de las rutas, horarios y precios que tienen, así que nos acercamos hasta allí y cogimos una de las que salían hacia el parque a las 11 de la mañana. El parque se encuentra a 12 km del centro de Ushuaia, así que no tardamos mucho en llegar, una vez que llegas tienes que pagar por la entrada al parque aparte de lo que has pagado a dicha empresa para que te lleven, el precio para extranjero es de $85, un poco caro, pero…

Allí se pueden hacer varios trekking, y nosotros empezamos por la senda costera, 8km de vistas alucinante y bosques de ensueño. En principio este trekking está estimado en 4h, claro, dependiendo de cada uno, nosotros fuimos relajados, y a eso de las 2 paramos para comer, en 2 horas habíamos hecho más de la mitad del trekking, así que avistamos una zona con esplendidas vistas al canal de Beagle y allí mismo plantamos el culo y a comer.  Fue una comida de lo más pintoresca, ya en el camino habíamos oído a lo lejos como el soplar de una ballena e incluso llegamos a ver a una chica que nos grito a lo lejos “¡¡ballenas!!”, y como sabíamos que esos días deambulaban por allí estábamos expectantes por llegar a algún sitio con vistas al Canal. Pero no, no eran ballenas, eran simpáticos leones marinos que andaban por allí pescando, jugueteando y nadando de un lado para otro mientras nosotros comíamos anonadados de tener semejante espectáculo sólo para nosotros, estuvimos también acompañados de patos, gaviotas y todo tipo de aves que se pueda encontrar allí, ese es el único ruido que nos “molesto” durante la comida, todo paz, todo calma…Estuvimos allí disfrutando de las vista como una hora, y justo cuando íbamos a recoger para irnos de golpe y porrazo se posa justo delante de nosotros una especia de rapaz, ni idea de lo que era, al principio nos asustamos, pero luego nos dimos cuenta que el animalito en cuestión, un Tiueque del Sur, está más que acostumbrado a acercarse al personal por si dejas alguna sobra o le das algo de comer, ¡¡muy listillo el pequeñajo!!.


Después de la comida  y haber recogido todo, todo, que hay que ser cuidadoso y mucho cuando se va al campo…pusimos rumbo a nuestra meta, nos debían de quedar como 2,5km ó 3, así que al cabo de no llegó a algo más de una hora y de una ruta realmente genial llegamos al cartel que nos indicaba que a 1 km se encontraba uno de los únicas zonas de comidas que hay por allí. Nos habíamos planteado hacer otro de los trekking de 4km más si este primero se nos daba bien, y como íbamos bastante bien de tiempo decidimos acercarnos al bar para tomarnos algo a fresquito y seguir disfrutando del paisaje. Así que lo dicho, paradita, refrigerio y esto nos llega un sms al móvil con un recargo en la Visa , un recargo que no sabemos de qué es de una tarjeta que no hemos utilizado, así que intentamos llamar al banco porque estamos seguros de que o la hemos perdido o nos la han robado, pero resulta que en este bello paraje no hay prácticamente nada de cobertura, así que ante el posible problema que nos podría acarrear en caso de que otra persona la estuviera utilizando decidimos volver a Ushuaia para poder hacer dicha llamada…nos tenemos que quedar sin acabar el otro trekking que teníamos pensado hacer, una faena pero…


Poco antes de llegar a Ushuaia logramos tener cobertura, anulamos la tarjeta y una vez en el hostel fuimos directos a ver qué movimiento se había producido, otra de las cosas buenas de Argentina es que en todos los sitios hay wiifi. En fin, un desastre, comprobamos que la tarjeta la tenemos allí y descubrimos que el recargo era de una compra que realizamos en España antes de llegar a Argentina, hemos dejado de disfrutar de nuestro día y ha sido un error, pero no nos quedaba más remedio que comprobar qué era lo que había pasado. Cómo ya estábamos allí y días atrás habíamos hablado con el propietario del hostel por si nos recomendaba alguna  empresa en especial y nos habló de un tal Lautaro que realizaba excursiones al Lago Fangano y Lago escondido y en las empresas del pueblo nos habían dicho que esos días no realizaban esa excursión decidimos llamarle para ir al día siguiente. 
Con todo arreglado para mañana y dado que nos queda mucha tarde vamos a descansar un poco y luego bajaremos al pueblo a cenar algo. Mañana será otro día.

Día 1 de Marzo:
Otro día que promete buen color, el cielo está despejado y no parece que vaya a llover ni nada por el estilo.
 A las 10:30 de la mañana, nos pasó a recoger una furgoneta para bajarnos al pueblo, una vez allí estuvimos esperando como media hora para ver si lograban conseguir a más gente que quisiera hacer esta excursión, al fin y al cabo éramos sólo 2, y para ellos es más rentable con más gente, pero tuvimos la suerte de que no se apuntó nadie más, así que a eso de las 11:00 salimos con Lautaro en la furgoneta rumbo al Lago escondido, con nosotros iban unas chicas israelíes a las cuales dejamos en “la senda del lobo” otro de los sitios donde se puede hacer un trekking. Una vez realizada la parada seguimos nuestro rumbo, ya estábamos los 3 solos y Lautaro nos amenizaba el viaje contándonos historias de la zona, costumbres y demás que resultaron ser muy interesantes. Al cabo de una hora llegamos al mirador desde donde se observa el Lago escondido en lo alto de una cima. Lautaro nos acompaño y nos dijo que hiciéramos toda la bajada que él nos esperaba al final del camino, así que eso hicimos.

El descenso nos llevo algo más de una hora, o puede que 2, la verdad es que nos gusta disfrutar del paisaje, estábamos completamente solos (ya que otras excursiones sólo te acercan al mirador y ya), y encima estaba despejando porque al estar a tanta altitud donde nos dejó Lautaro habíamos empezado el descenso prácticamente dentro de las nubes. Ante nuestros  ojos el Lago escondido rodeado a un bosque frondoso y una visión del horizonte magistral. 

Al llegar al final del camino allí estaba Lautaro esperándonos, ahora vamos en busca del Lago Fangano uno de los lagos más largos de Sudamérica, 98km exactamente dividido entre Chile y Argentina.

Una vez allí nos acercamos en compañía de Lautaro cerca del lago y quedamos en que vamos a hacer un paseo a nuestro aire y comeremos por allí, él se queda esperándonos el tiempo que sea. Así que empezamos a andar por la orilla del lago, y curiosamente tuvimos compañía, un precioso pastor alemán que era de la prefectura que se encuentra ubicada allí mismo (para controlar la frontera) se unió a nosotros y bueno, no pudimos decirle que no, era muy majete y simpático, así que nada, echamos a andar los 3.

La verdad y si somos sinceros lo que estábamos viendo no nos estaba llenando mucho, sí, el lago es inmenso pero no sé, no hay vistas, no hay bosque no hay nada, y nos estábamos apagando un poco, así que después de andar un buen trechillo vimos un tronco y decidimos parar a comer, esta vez toca bocatas de productos españoles, y mientras comemos nuestro nuevo amigo nos empieza a reclamar, no para de ladrar y no entendemos muy bien porqué, así que decidimos tirarle una piedra, a ver si así nos deja un poco tranquilos, y ¡bingo! Eso es lo que quería, así que entre piedras y demás terminamos de comer y decidimos seguir. Es curioso, pero hubo un momento en que el perro como que dudó, parecía que no entendiera muy bien porqué seguíamos y de repente echó a andar delante de nosotros en lugar de seguirnos, así qué…. ¿por qué no? Vamos a dejarnos guiar por él, total, el conoce la zona, ¡a ver dónde salimos!, y mira tú por dónde que nos llevo justo por la parte de atrás del lago por un camino mucho más bonito, o por lo menos para nosotros, y en dirección a dónde nos había dejado Lauro, una vez allí decidimos continuar, el paisaje seco, algo árido como si estuviéramos en una peli del oeste nos estaba encantado e hicimos muy bien, por este lado las vistas del lago a nuestra izquierda y alguna que otra casa abandonada allí en medio nos estaba transportando a una película, nos faltaba un caballo y poco más.

Estuvimos andando un buen rato disfrutando del paisaje tan austero y a la vez embriagador que nos rodeaba, y como ya se empezaba a hacer un poco tarde decidimos dar la vuelta.
Mientras volvíamos apareció Lautaro con la furgoneta, nos había visto regresar y se acercó a recogernos ¡qué majete!, así que nada, nos despedimos de nuestro compañero, el pastor alemán, que muy amablemente nos hizo de guía y compartió  juegos con nosotros y a la furgoneta que hay que llegar a Ushuaia.

En el camino de ida, Lautaro nos había comentado que había un chorro de agua natural,  que a la vuelta pararíamos para coger agua, y eso hicimos, un agua rica y fresca totalmente pura porque venía directa de las montañas. Nuestro regreso siguió estado lleno de conversaciones con nuestro guía y decidimos que a la llegada a Ushuaia nos recomendara alguna carnicería para comprar unos buenos Bifés para nuestra cena. Una vez en nuestro destino Lautaro muy amable nos dejó en la puerta de una carnicería y allí nos despedimos de él. Si visitáis Ushuaia no dudéis en contratar con la empresa Lautaro, son una familia y podéis encontrarlos en la zona donde salen todos los minibases, al llegar allí preguntar a cualquiera por ellos.
Por apenas $25 ( 4€) nos compramos unos buenos bifes y para el hostel a hacer la cena. Acompañados de una buena botellita de vino argentino, nos zampamos la carne, qué  cómo podéis imaginar no se puede explicar….pero os decimos que estaba deliciosa. Después un poquito de noticias españolas para no perdernos la actualidad y a recoger todo, que mañana hay que madrugar para coger un avión a Calafate.

Tercera etapa- Patagonia

Día 2 de Marzo:
Nos levantamos temprano ya que nuestro avión salía a las 8:30 de la mañana, habíamos llamado a un taxi para que viniera a recogernos a las 7:00, así que rumbo al aeropuerto de Usuhaia, nos despedimos con tristeza, esta zona nos ha encantado.
En algo más de una hora aterrizamos en el aeropuerto de Calafate,  y allí mismo cogimos un autobús que nos costó $38 (5€) por persona y nos llevaba a la puerta del hostel Buenos Aires. Según llegamos soltamos las maletas y nos fuimos al centro de la ciudad a la avenida principal, la Avd. San Martín, curioso, porque en Ushuaia la avenida principal también se llamaba así.

En fin, en esta zona prácticamente todo lo que se puede hacer tiene que ser a través de agencia, así es que no nos queda más remedio que ir a mirar las posibilidades y contratar excursiones. Nos han recomendado una agencia llamada Caltur, así que fuimos para allá a ver qué nos ofrecían. Queríamos contratar fijo una excursión a una estancia y otra a el Perito Moreno, una de las opciones que hay para esta excursión es poder pisar el mismo Perito, mucho más cara, claro está, pero estamos allí y en fin, no vamos a dudar y lo vamos a hacer. Así que cogemos la excursión a la estancia Nikepo Aike para esa misma tarde $380 por persona (68€), la excursión al  perito haciendo un trekking por el mismo $550 por persona (99€) y ya que estábamos allí aprovechamos para comprar los billetes de i/v hacia el Chaltén $180 por persona (32€). El problema es que en Argentina lo de pagar con tarjeta es algo complicado (aunque pone mucho se acepta pero luego te cobran comisión) y si las excursiones las pagábamos con tarjeta nos cobraban un recargo, así que decidimos sacar dinero del cajero porque ya lo habíamos hecho en Ushuaia y nos dimos cuenta de que salía mejor que cambiar euros por pesos, y a ello fuimos. Ah! Otro problemilla es que la cantidad máxima que te dejan sacar los bancos argentinos ronda entre $1000 y $1400 (180€ y 250€ aprox), por lo que tuvimos que tirar de 2 tarjetas. Después de todo este periplo volvimos a la agencia a pagar las excursiones en metálico y los billetes de autobús con tarjeta, éstos no llevan recargo, menos mal!!
Eran como la 1 y pico, y nos planteamos comer pronto porque la visita a la estancia incluía cena con parrillada, así que nos acercamos a un super a comprar algo de munición para la comida de mañana y nos fuimos a comer a un sitio llamado “El Cambalache” que nos habían recomendado en la agencia, y bueno, deciros que fue un acierto total, comida típica argentina, platos bien cargados y a precios económicos y cómo no, la carne espectacular, si vais al Calafate no dudéis en pasar por allí, seguro que repetís.

Después de comer nos fuimos al hostel, a las 5 pasan a recogernos para ir a la estancia, así que vamos a intentar descansar aunque sólo sea media horilla jajajaja.
A las 5 apareció la furgoneta que nos llevaría a la estancia, la cual está situada en pleno parque nacional de los glaciares, tardamos en llegar como una hora y media en hacer como 56km, ya que la carretera es de ripio y teníamos que ir despacio. Por el camino tuvimos el privilegio de tener al alcance de nuestra vista parte del perito moreno, que poco a poco fue desapareciendo tapado por las montañas.
Según llegamos nos ofrecieron café y cómo no, unos ricos alfajores y después preguntaron quién quería hacer una ruta a caballo, que eran $72 más (13€), nosotros como tenemos pensamiento de montar a caballo en el  Chaltén lo descartamos y decidimos hacer la caminata.


Nos acompaña un guía que trabaja allí que es Serbio, muy majo el chico, y nos explica durante la caminata, que la estancia se dedica a ganado vacuno en su totalidad, tienen alojamiento ( que es bastante caro) y a caballos, las ovejas las tienen como reclamo turístico que es lo típico que veréis en casi todas las estancias, esquilar a una oveja de forma artesanal, vamos, a tijera. El recorrido duró como una hora o puede que algo más, la verdad es que no sé, tampoco tenía tanto aquello como para aquél precio, pero bueno. Después nos llevaron a ver esquilar a la pobre oveja, y tuvimos el privilegio de darle el biberón a un ternerito el cual había sido rechazado por la madre, eso sí fue genial, el pequeño se zampó en menos de 1 minuto un litro entero de leche, jajajaja, estaba hambriento el pobre.


De ahí nos hicieron una demostración de una especie de juegos que hacen con los caballos que es ponerlos a galopar a todo trapo mientras que van esquivando unos bidones, y la gracia esta en que no tienen que tocar ninguno de ellos.

En fin, el paseo por la estancia se ha acabado y nos llevan hacia la casa principal  para la cena. Allí ya está preparado el típico cordero a la brasa, ternera, chorizos criollos, morcillas, costillas, en fin, de todo lo que uno se puede imaginar, acompañado de un buffet de ensalada, la bebida no está incluida, pero no vamos a beber agua con esa carne, así que nos pedimos una copita de vino, que fue una buena clavada, ya os lo digo, el café tampoco estaba incluido en el precio, pero como no pedimos…eso que nos ahorramos.
En fin, terminada la cena tenemos que regresar a la ciudad, la cena a estado muy bien, la verdad, podías repetir lo que quisieras, y el lugar donde está situada la estancia es privilegiado sin duda alguna, aunque en general nos ha parecido caro para lo que hemos hecho, pero bueno.

Como a las 11 de la noche llegamos al hostel, a la cama que mañana nos tenemos que ver el famoso Perito Moreno.

Día 3 de Marzo:
Tenemos que madrugar ya que nos pasan a buscar a las 7 de la mañana, así que desayuno fuerte, cargamos los macutos con la comida y rumbo al Perito. El trayecto hasta el Parque Nacional de los Glaciares dura alrededor de 1 hora y media, entre que se recogen a todos los excursionistas y se llega, aquí en la entrada también se tiene que pagar entrada (está no está incluida en el precio de la excursión), el coste de esta entrada son $100 (18€). Después de realizar el pago nos llevan directos a las pasarelas ubicadas justo en frente del Perito Moreno. Ya a la entrada en la península de Magallanes tuvimos la oportunidad de ir viendo a lo lejos el glaciar, y cuánto más nos acercábamos más grande era aquello, pero una vez en las pasarelas, justo en frente, ¡dios, qué maravilla de la naturaleza!, estamos obnubilados, asombrados, perplejos de lo que nuestros ojos están viendo. Los únicos glaciares que habíamos visto hasta el momento fue en Nueva Zelanda y esperábamos algo similar, pero qué va…esto es mil veces más grande que cualquiera de los que vimos y mucho, pero mucho más bonito, colores azules en el hielo ¡impactante!

En fin, el guía nos dijo que íbamos a hacer una ruta por las pasarelas para ver todo el lado norte del glaciar, y nada, eso hicimos, estuvimos recorriendo las pasarelas como 1 hora aproximadamente, mientras lo hacíamos no parábamos de oír el fortísimo estruendo que ocasiona un cacho de glaciar al desprenderse, es algo desorbitante, como si hubieran detonado dinamita o algo por el estilo, vamos, flipante del todo. Hemos tenido el lujo de llegar cuando aún está el arco hecho, están desprendiéndose trozos de él y por eso hay muchísimos periodistas, fotógrafos y curiosos allí apostados esperando que se rompa. En el recorrido vamos viendo toda la cara norte del glaciar, mientras oímos esos estruendos provocados por el choque del hielo en el agua y disfrutando de un paisaje que no tiene parangón.




Al cabo de una hora llegamos al final de la pasarela donde nos esperaba el autobús para llevarnos al puerto desde donde zarparíamos en dirección a la otra cara del glaciar porque íbamos a hacer un trekking por el Perito. En este recorrido el barco nos acerco al arco y a las paredes del glaciar, no puedo parar de decirlo, espectacular, grandioso, allí uno se siento tan pequeño al lado de esa inmensa masa de hielo, es indescriptible.
Una vez en el otro lado nos comunicaron que primero fuéramos a unas caballas que tienen allí ubicadas y comiéramos y dejásemos todo lo que no íbamos a llevar encima. Así que comimos con una lujosa vista hacia el glaciar. Después de esto salimos hacia entrada del lateral sur donde nos tendríamos que poner crampones para poder subir al hielo. Desde las casetas hasta el glaciar hay un recorrido de 15 minutos que te van poniendo en situación de lo que realmente vas a hacer. Ya estando justo al lado nos pusieron los crampones y ¡¡¡¡listos, vamos a plantar el pié en el Perito!!!!

Allá vamos, nos explican como caminar por encima del hielo y a ascender…la verdad es que no hay palabras para definir lo que siente uno cuando está encima de esa mole de hielo, imagino que para el que lo haya hecho anteriormente tendría más adjetivos para poder explicarlo pero yo sigo sin palabras, fue algo ¡¡tan emocionante!!! Que no hay palabras ahora mismo para expresar lo que uno siente cuando está allí arriba. En fin, dejaremos el entusiasmo que lo mismo nos ponemos plastas jejejejeje. Hicimos un trekking sobre el hielo de alrededor de 2 horas, viendo grandes grietas en el hielo de un color azul turquesa deslumbrante, grietas que no tenían fondo, bebimos el agua del glaciar….y sí, también pasamos frío porque con tanto entusiasmo no hemos comentado que nos estuvo lloviendo toooodo el rato que estuvimos encima del glaciar, pero oye, yo creo que ni lo notamos jajajajajaja, Los guías muy majetes estuvieron todo el rato haciendo bromas y bueno, realmente se pasó mucho más rápido de lo que nosotros pensábamos, al final llegas a un sitio dónde hay una pequeña sorpresa, pero creemos que es mejor no desvelarla, sino ya no sería sorpresa ¿no?, mucho mejor, id y lo veis con vuestros propios ojos. Creo que es una experiencia que hay que hacer al menos una vez en la vida.

Terminado el trekking volvimos al barco rumbo a otro lado, despidiéndonos mientras nos alejábamos del Perito, “Gracias por estar ahí, por ser así y por habernos dado la oportunidad de disfrutar de ti durante todo el día”.  Una vez en tierra, cogimos el autobús y de vuelta al Calafate.

Ya en nuestro destino decidimos sacar algo más de dinero ya que mañana salimos hacia el Chaltén y allí sólo hay un cajero, y ya de paso cenamos algo mientras charlamos del maravilloso día que hemos tenido. Deciros que decidimos ir otra vez al Cambalache, ya que nos ha gustado mucho y es muy asequible, y allí en la televisión estaban emitiendo en directo como el arco del Perito Moreno se iba cayendo, todo el mundo estaba expectante, pero para la desdicha de muchos argentinos el arco del Perito se rompió a las 4 de la mañana del día siguiente (8h en España), y muchos de ellos no lo vieron en directo. En fin….es lo que tiene el hielo ¿no?. 
Nos vamos al hostel a recoger y a descansar con una sensación estupenda en el cuerpo de subidón total por el día que hemos tenido.

Día 4 de Marzo:
Hoy salimos en autobús en dirección al Chaltén, hemos sacado el billete para la 1 de la tarde, así que nos da para dar una vuelta por el pueblo y queremos intentar ver algo de las lagunas, así es que dejamos todo recogido, hacemos el check out y dejamos las maletas en el hostel para luego volver a recogerlas.
De camino decidimos sacar algo más de dinero, no queremos quedarnos pillados sin cash jajajajaja. Así que sacamos algo más de dinero y nos dirigimos rectos hacía el lago argentino. El caso es que no sé muy bien qué hicimos porque después de andar un buen rato y dar vueltas por distintas calles no logramos llegar ni a la laguna, ni ver el lago ni ná de ná. Nos paramos a tomar un café porque hacía mucho calor y continuamos, pero se nos estaba echando la hora en cima y estaba claro que nos habíamos perdido, y eso que es difícil, pero bueno…Decidimos ir retornando hacia el hostel, una vez allí cogimos las maletas y nos despedimos de Calafate aunque en 4 días estaremos de vuelta.

A la 1 de la tarde salíamos en dirección a el Calafate, en apenas 3 horas hemos llegado, según nos vamos acercando tenemos el privilegio de poder observar el Fitz Roy, una de las montañas más altas de la zona, 3375m. Antes de llegar a la estación nos paran en el centro de conservación y reserva de la zona para darnos una charla de los posibles trekking que se pueden hacer allí, la dificultad de cada uno, y todo lo que no hay que hacer en la montaña, también nos aconsejan del tipo de ropa y calzado a llevar y nos invitan a volver en cualquier momento si queremos saber más o nos pueden ayudar, ah, otra cosa, también nos dicen que en la zona hay Huemules parecido a lo que nosotros conocemos como ciervos, estos animales están en peligro de extinción y nos pide que si vemos alguno bajemos a informar. Tras esta charla que apenas dura 10 minutos el autobús nos lleva a la estación que está al lado. La verdad es que se preocupan mucho por el medio ambiente, tienen todo en muy buen estado de conservación y hace años que no existen bolsas de plástico en la zona.
Según bajamos ya notamos el viento tan característico de esta zona, joer, no hay casi manera de andar. Nuestro hotel, en este caso Posada Inlandsis esta a poca distancia y llegamos enseguida. Nos recibe Mandi una de las propietarias de la posada, muy amable nos indica la habitación y para adentro, ¡ya hemos llegado!

Este pueblo lo que tiene de turístico es que hay infinitas posibilidades de trekking, así que nada, como ya hemos picado algo en el autobús y no tenemos hambre, descansamos un poquito y decidimos que esta tarde vamos a hacer la visita a las cascadas Chorrillo del Salto, están a 5 km del Chaltén, así que tranquilamente vamos a empezar nuestro primer trekking en esta zona. Aunque la cosa que por distancia parece fácil por el viento se está haciendo bastante difícil por no decir horrible, nos dá todo de cara y andar es casi imposible, es como si estuviéramos empujando auténticas toneladas….como a mitad de camino la senda se introduce en el bosque, y aquí el viento ya no era tan molesto por lo que por fin podíamos disfrutar del paisaje, poco después nos encontrábamos con la cascada, una cascada con un buen salto anclada en un entorno muy agradable.


Nos sentamos un ratito para contemplar las vistas y echar unas fotillos y en esto se nos puso a llover. Así que recogimos el campamento y de vuelta para el pueblo, eso sí, la vuelta es más cómoda, ahora el viento nos ayuda a caminar porque nos está empujando jajajajajajaja.
La verdad es que no es que hayamos hecho mucho hoy, pero entre la caminatilla de esta mañana, el viaje hasta aquí, y la caminata de esta tarde estamos algo cansados, así que hemos decidido dejar las cosas en el hotel e irnos a cenar. 
Justo al lado del hotel hay un restaurante que se llama “Como Vaca”, en la estación cuando bajamos del autobús nos dieron un folleto con el 10% de descuento, así que como lo tenemos al lado, allí mismo que nos metimos. Y fue un acierto, el bifé ancho de 350gr $45 (8€), así que nada, una sopita que realmente era una crema pero muy rica, una ensalada y 2 bifes anchos de 350 cada uno acompañado de un pingüino (Vino de la casa), total de la cena como unos $150 (27€ dos personas), Flipando, estamos flipando, nos acabamos de zampar una carne extraordinaria hecha al carbón por un precio de escándalo….uuuuummmm qué rico!! 
Y ahora con la panza llena nos vamos al hostel a dormir, pedazo digestión que vamos a hacer jajajajaja.

Día 5 de Marzo:
Hoy ha amanecido despejado, tenemos intención de hacer el trekking de la laguna Torre, es algo ambicioso para nosotros, bueno, ambicioso no, pero este trekking son 22 km ida y vuelta, y no estamos en forma del todo, pero bueno, aquí en el Chaltén es lo que hay que hacer, así que después de apretarnos del desayuno y cargar las mochilas con la “vianda” como dicen por aquellas tierras nos ponemos en marcha y a ver hasta dónde llegamos.

El trekking empieza justo a la mitad del pueblo, allí hay un cartel que indica bien claro por dónde ir. Lo primero una cuesta, jajajajaja, empezamos bien, pero se supera, en la cima un cartel que indica “Senda a Laguna Torre”, ¡bien! Estamos en el camino correcto, y nada a andar, es una ruta bastante aceptable con alguna subida y demás pero de dificultad media por lo que lo llevamos más o menos bien. Como a los 10 minutos nos encontramos un cartel con toda la ruta y los tiempos estimados hasta los puntos intermedios y final, 1:15h al Mirador Torre, 3h al De Agostini, que es la zona de camping y 4:00h al Maestri que es el mirador final al glacial.

La ruta es realmente bonita y se mezcla con el sonido del río Fitz Roy lo cual lo hace muy agradable, en menos de una hora llegamos al Mirador Torre, estamos cansados, jajajajaja, pero realmente merece la pena, desde allí se observa una incomparable vista panorámica del cordón Adela y en teoría el  cerro Torre aunque nosotros no tenemos esa suerte porque está totalmente tapado por las nubes, pero  si observamos claramente el glaciar Torre. Descansar allí un poco con las inmejorables vistas que nos ofrece dicho punto merece la pena, así que eso mismo hacemos, nos sentamos un ratito allí a contemplar todo el paisaje y ver todo lo que todavía nos quedaba por llegar.




Después de dicho descanso volvimos a retomar la ruta, la verdad estamos ansiosos de que ese manto de nubes que impide que podamos observar el cerro Torre desaparezca pero mientras tantos nos deleitamos con los 2 montes colaterales que tiene los cuales están nevados y le dá una luz distinta al paisaje. Hubo un tramo muy particular que yo lo titularía “El bosque muerto” cientos de Lengas  (árbol o arbusto típico de la región) completamente secos, allí en medio dónde todo eran colores verdes, amarillos, azules…estaba este bosque seco con color gris que daba un aspecto algo tétrico a pesar de la luz había, curioso, muy curioso.

Al cabo de 2h y media de caminata llegamos a la base del cerro Torre, ya según nos íbamos acercando empezó a soplar fuerte el viento, pero una vez llegamos a la base  el viento era insoportable y subir hasta la zona apostada enfrente del glaciar nos costó una barbaridad, vamos, que hacer una foto era prácticamente imposible. Allí mismo había un muro de piedras levantado en forma de pared y nos tuvimos que meter detrás de él porque no había manera de ver nada. Intentamos contemplar el lago producido por el glacial pero era una guerra sacar la cabeza, así que ni nos planteamos subir al Maestri, que debía de ser como mucho media hora más, pero con las condiciones climatológicas que había iba a ser una pérdida de tiempo puesto que no íbamos a ver nada, así que decidimos volvernos.


Ahora sólo nos quedaba deshacer todo el camino que habíamos hecho hasta allí, teníamos algo de hambre y nos planteamos comer, pero el viento iba a más, la ventaja es que no nos venía de frente, pero para comer iba a resultar realmente molesto. Creímos que si seguíamos avanzando o bien el viento cesaría un poco o encontraríamos algún lugar algo refugiado para resguardarnos del viento, pero nada, no había manera, es increíble el sonido que puede producir el viento metiéndose entre los bosques, hubo un momento que llegamos a creer que el glaciar se estaba rompiendo o algo similar.
En fin, viendo que no encontrábamos nada de lo que buscábamos decidimos parapetarnos en unas grandes rocas que había en el camino, y bueno, por qué no decirlo, fue un auténtico desastre jajajaja, no llevábamos los bocatas hechos y hacerlos allí con todo en movimiento era una auténtica locura, y una vez que terminamos el comer fue otra…vamos, un desastre. Según terminamos echamos a andar, aquí no había manera de relajarse y disfrutar del paisaje ni de nada.
Alrededor de las 5 de la tarde llegábamos al cartel del inicio con unas bellas vistas del Chaltén, ¡LO HABÍAMOS CONSEGUIDO!, estamos totalmente emocionados, jajajajaja. Y dado que lo hemos logrado lo vamos a celebrar con una cervecita, ¡nos la hemos ganado! Después de descansar un poco y haber repuesto energías ese día ya no nos quedaba nada por hacer, así que sólo cenar, que por supuesto repetimos y fuimos al restaurante del día anterior, y pá la cama.

Día 6 de Marzo:
Hemos amanecido con algunas que otra agujetillas  jajajajaja, vamos, tenemos las piernas un poco perjudicadas de la caminata de ayer, teníamos pensado hacer hoy el trekking de Laguna de los 3, pero dado que nos han comentado que uno de los tramos tiene un desnivel de 750m y bueno, no nos vamos a engañar, no somos profesionales…hemos decidido que hoy haremos el Mirador de los Cóndores y el Mirador de las Águilas que están a 1 y 2km del Chaltén respectivamente y por la tarde nos vamos a montar a caballo. Así que antes de salir a hacer los mini trekking le decimos a Mandi, una de las chicas que lleva el hotel, que si nos puede hacer el favor de llamar a “El Relincho” que es la empresa que hay en el Chaltén para hacer cabalgatas y ver si podemos ir esa misma tarde, y sí, esa misma tarde hacen una cabalgata a las 2 que dura 4 horas, así que lo pillamos y le comentamos a Mandi que teníamos pensado hacer el trekking de la Laguna de los 3, pero estamos destrozados y Mandi nos comenta que en lugar de hacerla desde el pueblo ida y vuelta hay otra opción que ella nos recomienda. Hay un autobús que por $50 (4€) nos lleva a la ruta donde empieza el trekking del glacial piedras blancas, concretamente a la hostería Pilar, entonces partes desde ese lugar, de ese modo no repites camino y te ahorras un poco de subida, digamos que vas por un lado y vuelves por otro. Nos parece una gran idea porque así todo lo que veamos será nuevo, así que le decimos que nos coja el autobús y ya tenemos también solucionado el tema para mañana.



Con todo solucionado nos vamos en dirección al Mirador de las Águilas, en inicio es todo cuesta arriba y la verdad es que nos cuesta, una vez arriba te encuentras la bifurcación al Mirador de las Águilas o al Mirador de los Cóndores, así que para el de las Águilas. El camino a partir de ahí es muy suave, así que vamos disfrutando del paisaje, una vez llegas al final descubres de dónde viene el nombre, realmente es una visión de Águilas, desde allí se puede observar la auténtica estepa patagónica y el lago Viedma, precioso la verdad. Estuvimos un rato contemplando las vistas y retornamos para coger el desvío al Mirador de los Cóndores, desde éste hay una panorámica excepcional del pueblo los macizos Adela, Torre y Fitz Roy y el valle del río De las Vueltas.

El Torre nada, imposible de ver, sigue con su manto encima y no tiene ganas de asomar, y el Fitz Roy está casi totalmente visible aunque no del todo, aun así las vistas son muy agradables.
Como hemos salido un poco tarde del hotel y a las 2 tenemos que estar allí decidimos ir regresando sin prisa pero sin pausa. Por el camino paramos en una panadería a comprar algo de pan para los bocatas de mañana y ya de paso aprovechamos para pillar unas empanadas para hoy, como no tenemos mucha hambre y la cabalgata empieza pronto hemos decido hacer la cena temprano y listo, así que con las empanadas nos apañamos.


A las 2 nos viene a recoger un minibús que nos lleva hasta la estancia Bonanza, ya sólo llegar hasta allí ha merecido la pena, el acceso a la estancia, aunque ésta está dentro del Parque Nacional de los Glaciales es privado, y para poder acceder a ella tenemos que atravesar un puente colgante sobre el río que la verdad es de película. Somos 2 chicas inglesas, concretamente de Londres, 1 Suiza, un chico japonés y nosotros. Mientras nos preparan los caballos, por cierto, pedazo de caballos mezcla de criollos con percherón, entablamos conversación con nuestros acompañantes en la excursión, las chicas son muy simpáticas aunque apenas hablan nada de español, el japonés nada de nada. Nos preguntan si hemos montado alguna vez y nosotros decimos que sí, las chicas no han montado nunca excepto una y el japonés tampoco, así que nos van repartiendo los caballos y a nosotros nos dan unos con un comentario como “A ver vosotros que ya sabéis montar” ¿¿??, nosotros no hemos dicho eso pero bueno…jajajajajaja.

Una vez todos montados, emprendemos la ruta por la estancia, pura naturaleza, dá gusto pasear por allí, exactamente 8 mil hectáreas de finca, jajajajaja, el dueño tiene que estar forrado, estuvimos charlando con el guía, Héctor, un chavalito muy agradable de la Pampa que llevaba todo el verano trabajando allí. Le comentamos que nuestros caballos eran unos vagos, por más que intentábamos que al menos trotaran no había manera, así que nos dio una rama para que le diéramos, pobre animal…pero nada había que darle, aunque realmente el caballo estaba trotando porque Héctor hacía trotar al suyo y los nuestros le seguían, aunque bueno, menos es nada ¿no?. Al cabo de una hora más o menos llegamos a una cabaña, nos bajamos del caballo y nos ofreció café y los ricos alfajores, en este punto ya nuestras nalgas empezaban a resentirse, y eso que prácticamente hasta aquí sólo habíamos paseado.  Hay que decir que en  Argentina casi todas las excursiones que se contratan, si en un primer momento pueden parecer caro, lo cierto es que al final se queda uno muy satisfecho, vamos que son muy completas, en casi todas te dan algo para beber, en fin que hemos contratado mil veces mil cosas en mil sitios y este país es de los que más satisfecho quedamos.


Terminado el café nos dispusimos otra vez a montar a caballo, como 10 minutos después Héctor nos preguntó que si queríamos galopar a lo que nosotros dijimos que sí, pero las chicas no querían, así que Héctor nos dio su vara y nos dijo que nos pasáramos delante de él, para así mostrarle a los caballos que nosotros pasábamos a ser los “jefes” jajajaja, él se quedaba con los demás. Así que nada, eso hicimos, pasamos delante y entonces nos indicó que teníamos que darle bien para que galopara, sino no lo haría, ¡ay madre, qué lástima! Pero él sabrá más que nosotros. Seguimos las instrucciones de Héctor, y buah, fue increíble, de las veces que hemos montado a caballo siempre habíamos galopado con un guía delante, pero está vez estábamos los 2 solos, sin nadie más, era sensación pura y dura de libertad ¡¡¡estábamos llevando nosotros solos a los caballos!!!! De vez en cuando parábamos y los volvíamos a hacer galopar, pero ya no era necesario darles con la vara ¡menos mal! Habían entendido que éramos los jefes. Al cabo de un rato decidimos parar y esperar al resto, ¡ha sido de esas experiencias inolvidables! Cuándo ya nos juntamos con los demás Héctor nos dijo que no todo el mundo logra hacer galopar a esos caballos porque son los más vagos de todos jajajaja, pues mira, más orgullosos aún de haberlo hecho.


Ya habíamos llegado al final del recorrido, así que nos bajamos de los caballos, y en fin, nuestras nalgas ahora ya no eran ni nalgas ni nada, estaban destrozadas…tememos cómo estaremos mañana. Nos volvemos a subir al minibús y de regreso al pueblo. 
Hoy como no hemos comido, vamos a darnos otro homenaje de carne, jajajajaja. Volvemos al mismo restaurante y listo, a hincharnos.

Después de la merienda/cena, porque acabamos como a las 9 de cenar decidimos dar un paseíto por allí para intentar bajar un poco lo que nos acabábamos de zampar y no irnos directamente a la cama.

Día 7 de Marzo:
Llegó el gran día, el gran reto, hoy el propósito es hacer ese tramo de 750m de desnivel, aunque primero nos hemos planteado llegar a punto desde donde parte dicho desnivel y una vez allí veremos cómo estamos. Decir, que nos hemos levantado totalmente doloridos del “galope” inolvidable de ayer, así que tampoco nos vamos a forzar.
A las 8 de la mañana nos pasa a buscar el autobús y nos deja en el punto desde dónde debemos  partir. A las 9 menos cuarto más o menos llegamos y nada, preparados para el día que nos espera. 
El inicio de recorrido es ascenso así que decidimos ir despacio y parando dado que no estamos muy católicos. Al cabo de un rato ante nuestros ojos aparecen unas maravillosas vistas del glacial piedras blancas, entre los árboles y el brillo del sol, con un cielo totalmente despejado el paraje que se abre antes nosotros es espectacular.  Estamos disfrutando muchísimo de la vistas, en el camino coincidimos con un grupo de ingleses bastante mayores que nos adelantan continuamente, pero bueno, ya cederán jajajajaja, no estamos como para intentar pasar a nadie. Llegamos al mirador y es increíble, además estamos teniendo la suerte de que el día se está poniendo precioso, cielos totalmente despejados con un sol esplendido, ¿qué más se puede pedir?.




Al cabo de 2 horas de ruta llegamos a Poincenot, aquí es dónde tenemos que decidir sí subimos o no, si somos capaces de asimilar 750m de desnivel o seguimos y prescindimos de lo que se pueda ver por ahí arriba….En nuestro caso decir, que bueno, no teníamos muy claro que podía suponer un desnivel de 750m y dado que el trekking de Laguna Torre lo ponían como de dificultad media y no lo vimos tan “complicado” supusimos que bueno, éste sería algo más duro y ya. Así que ya que estábamos allí, ¡qué narices, vamos para arriba!.
Según se pasa el campamento de Poincenot hay que atravesar el río blanco, y una vez aquí es cuando empieza el ascenso, hay un primer tramillo que según lo pasamos pensamos  ¡bueno, si es así no es para tanto!, aaaaaaaamigo, esto sólo era el principio y no tenía nada que ver con lo que realmente íbamos a hacer.

El ascenso fue durísimo, no llevábamos ni 5 minutos subiendo y ya estábamos agotados y para rematar ese día hacía muchísimo calor. Mirábamos hacia arriba y no veíamos el final. El Fitz Roy en este punto del recorrido no se ve, está justo detrás la ladera que estamos ascendiendo. Incrédulos de nosotros creemos que no vamos a tener que subir todo lo que estamos viendo que tenemos por delante, no, porque nos parece ver que a mitad de camino hay un sendero recto que bordea la montaña, así que eso no dá algo de aliento para seguir con nuestro propósito. Cuando ya estamos cerca de la mitad nos damos cuenta de que no, al alzar la vista hacia arriba vemos a la gente al final de esa ladera ¡dios mío, tenemos que subir hasta allí! Pero ya no vamos a recular, así que aunque estamos asfixiados vamos a continuar. Llegamos a un punto, que bueno, era escalada total, aquí ya no valía andar, estábamos subiendo por una especie de pared de piedras, ¿llegaremos al final?.

En teoría este tramo se hace en una hora, nosotros tardamos hora y media y todavía no sabemos cómo lo conseguimos, pero sí, llegamos al final. Sólo el mirar hacia abajo nos hacía conscientes de lo que acabábamos de lograr. Desde allí una vistas del valle y de las lagunas "Madre e Hija" que eran de ensueño, aunque todavía nos quedaba un pequeño repecho para lograr llegar al glaciar de los tres. 
Y llegamos, ante nuestros ojos algo indescriptible, de una belleza incalculable. Allí estaba el Fitz Roy y la laguna de los tres ante nuestros ojos, totalmente al descubierto dado que hoy no hay prácticamente ni una nube. El color azul glacial del lago, mezclado con el azul del cielo y el color grisáceo de la piedra era una conjuntiva espectacular. Ha merecido la pena todo el esfuerzo que hemos hecho para llegar hasta aquí, es de las cosas más bonitas que hemos visto hasta ahora. Estamos extasiados y maravillados a la vez.
Aunque nosotros hemos aprovechado el verano para visitar esta zona, en invierno es un sitio ideal para esquiar, así que si podéis y os gusta no dudéis en ir y aprovechar este deporte en un paraje genuino.

Decidimos que qué mejor lugar para comer que allí, frente al Fitz, así que sacamos nuestra vianda y mientras comíamos y descansábamos disfrutamos tranquilamente de todo lo que teníamos a nuestro alrededor. 
Pero todavía nos queda algo más que hacer antes de bajar, justo al lado de la laguna de los tres se encuentra la Laguna Sucia, pero desde donde estábamos no se veía, era necesario que bajásemos hasta la base de la laguna y seguir el sendero lateral izquierdo para poder llegar a verla. Y aunque estamos destrozados y bajar nos iba a suponer volver a subir jajajaja, ya que estábamos allí pues…había que hacerlo, no habíamos llegado tan lejos como para dejarnos algo sin ver. Y bueno, Laguna Sucia también podría llamarse Escondida, mucho más abajo que la laguna de los tres y mucho más grande es también una auténtica joya.
video


No hay palabras para todo lo que teníamos ante nuestros ojos, no hay palabras para definir esos colores, ni cámaras que capten tanta belleza, hay que ir y verlo, y si vais no dudéis en llegar hasta allí, es duro pero la recompensa y mucho mayor.

Realmente nos da pena irnos de allí, pero tenemos que continuar para llegar al Chaltén. Así que nos despedimos del Fitz Roy y empezamos el descenso. Sí la subida ha sido dura la bajada es un auténtico rompe piernas jajajaja. Estamos deseando llegar al final pero parece inacabable.
Una vez en la base decidimos para un poco y tumbarnos en un tramo de hierba. Con la vista en el cielo azul que tenemos reflexionamos sobre todo lo que acabamos de vivir. Y una vez realizada dicha reflexión y descansillo no ponemos en marcha, lo bueno de la vuelta a casa es que el camino no lo hemos recorrido aún por lo que todo lo que nos queda por ver es nuevo.

A nuestras espaldas vamos dejando el Fitz y adentrándonos en bosques de ñires. A medio camino llegamos a la Laguna Capri, desde allí también hay unas hermosas vistas al Fitz Roy. Continuamos y empezamos a entrar en un bosque frondoso dónde es camino empieza a ser descenso. Menos mal que no hemos empezado la ruta por aquí, si no, no habríamos subido al Fitz, cuánto nos alegramos de haber seguido el consejo de Mandi.


Como a las 6 de la tarde llegamos al Chaltén, no os vamos a contar como tenemos el cuerpo, ya os podéis imaginar que destrozado jajajajaja, nos hemos ganado una cervecita para celebrar lo conseguido hoy, más de 23km pateados.



Cómo hoy es nuestra última noche aquí vamos a despedirnos con una rica cena al estilo argentino, vamos, repetimos sitio y menú (hay que tener en cuenta que en el chanten tampoco es que abunden los restaurantes) , carnaza de la rica para despedir como se merece estos días que hemos pasado aquí. Y después a descansar, mañana volvemos al Calafate.

Día 8 de Marzo:
Después de desayunar terminamos de cerrar nuestro equipaje y lo dejamos en la recepción del hotel. La intención de hoy era coger unas bicis y dar una vuelta, pero estamos tan destrozados que decidimos simplemente pasear hasta la hora de salida del autobús.

A la 1 de la tarde salimos del Chaltén dirección Calafate. A las 4 ya estábamos allí y nos dirigimos  de nuevo al Hostel Buenos Aires. Dejamos las maletas y nos fuimos a intentar ver las lagunas Nimez del Calafate, puesto que el otro día no lo conseguimos, jajajajaja. 
Antes de ir hacia la laguna vamos a reservar el billete para que mañana nos lleven al aeropuerto. En la oficina de información nos hablan de un sitio que por $25(4,5€) nos llevan, nos parece muy aceptable, ya que a la llegada aquí del aeropuerto al hostel nos costó $38. Así que lo primero que hacemos es resérvalo (ver datos prácticos para más info). Mañana a las 9 nos pasan a recoger. Nos parece un poco ajustado dado que nuestro avión sale a las 11:10, pero nos comentan que todos los que van en ese bus van al mismo vuelo, por lo tanto…..
Esta vez hemos ido por el camino correcto y no nos hemos perdido. La laguna Nimez se encuentra a 1 km del centro de la ciudad y es una reserva natural de alrededor de 80 especies de aves con vistas al Lago Argentino. La entrada nos cuesta $25 (4,5€) y nos avisan de que un tramo del recorrido está inundado por el desprendimiento del arco del Perito Moreno.

Pasamos la tarde disfrutando de las vistas y de las aves que por allí merodeaban mientras que recapitulábamos todo lo que habíamos vivido en Tierra de Fuego y en la Patagonia. Este viaje nos ha vuelto a impactar, nos ha demostrado cosas que no conocíamos, nos ha dado el placer de volver a emocionarnos y por qué no decirlo, darnos cuenta de lo pequeños que somos, de la infinidad de cosas bellas que hay en este planeta y tantas y tantas cosas que aún  nos quedan pos descubrir.



Dejamos la reserva y nos fuimos al Cambalache a tomarnos una cerveza, no vamos a cenar aquí, aunque nos dá mucha pena pero todavía tenemos algo del embutido que trajimos de España y una botellita de vino y hemos decidido cenar tranquilamente en el hostel. Así que eso hacemos. Después de cenar salimos a fumar un pitillo, allí conversamos con uno de los chicos de la recepción del hostel (Esteban, aunque son todos mu majos) charlamos sobre Argentina, España etc., le comentamos que al día siguiente partíamos para Buenos Aires, comentando sobre si era peligroso o no, Esteban nos contó que a él le tuvieron retenido medio secuestrado 3 tipos en su casa en Belgrano mientras le robaban el piso, a lo que añadió, - pero tranquilos yo viví 5 años allá y sólo me pasó esto  ¡je, joder qué tanquilizador!

Día 9 de Marzo:
El autobús nos pasa a buscar a la hora prevista, a las 10 estamos en el aeropuerto y a las 11:30 hora local salimos de regreso a buenos aires. Desde el avión nos despedimos de este lugar tan bello que hemos tenido la oportunidad de disfrutar estos días. Nuestro viaje retorna a su fin y la verdad es que nos dá mucha pena porque nos ha encantado, lo cierto es que regresamos un día y medio antes del retorno por  si se producían posibles retrasos, como todo ha ido ok pues te da rabia no aprovechar un día más de la Patagonia, pero bueno Buenos Aires tiene mucho que ofrecer.
En 3 horas aterrizamos en el aeroparque de Buenos Aires. De allí nos dirigimos al Hotel donde nos alojamos cuando llegamos hace ya 12 días. Son cerca de las 15:30 cuando llegamos, así que dejamos las cosas y salimos a la calle, vamos a intentar ver parte de las cosas que nos quedan. Inicialmente pensábamos hacer una excursión al delta del Tigre o a la vecina localidad Uruguaya Colonia de Sabramento, finalmente descartamos ambas, básicamente porque no hemos terminado con BA y nunca hemos sentido la necesidad de marcar hitos en un mapa sino de conocer con tranquilidad los lugares que visitamos, menos pero con calidad.
Como no hemos comido paramos en un sitio de pizzas en calle Callao, un pequeño tentempié para continuar. Trozo de pizza y coca cola para darnos un poquito de energía. De allí cogemos toda la calle Callao una de las grandes avenidas de Buenos Aires con muchísimos restaurantes y multitud de tráfico. Desde aquí giramos por Santa Fe para ir en dirección a la plaza de San Martin donde se encuentra el monumento al General San Martín y a los ejércitos de la independencia.  Días antes en esta misma plaza mataron a un pobre Francés al que le fueron a robar la cámara y se resistió, fue a las 8.30 de la mañana y el lugar parece de lo más seguro, es una pena que sucedan estas cosas, sobre todo en una ciudad tan espectacular como Buenos Aires.

Desde aquí bajamos por Florida para ir a las Famosas Galerías Pacífico, uno de los lugares de “Shopping” más importantes de Buenos Aires, aunque son tiendas de firmas exclusivas, nada asequibles para el bolsillo. Pero sí merece su visita por el edificio en sí, una auténtica maravilla arquitectónica con una preciosa cúpula en el panel central.

Dimos una vuelta por allí y como habíamos leído que allí daban espectáculos de tango y es una de las cosas que nos queda pendientes por hacer antes de irnos, decidimos ir a informarnos. Efectivamente tienen un show de tango los viernes y los sábados a las 20:00 por $120 (21€) a $80(16€) un precio muy asequible comparado con los shows de tango que ofrecen en hoteles y teatros que no baja de $250 sólo el show, si se le incluye cena aquello puede ascender hasta los $500. Así que ya está decidido, mañana venimos aquí y luego nos pagamos una buena cena y nos sale mucho más barato que lo que nos ofrecían en el hotel.

Una de las cosas que nos está llamando mucho la atención es que hay muchísima gente por las calles, no sabemos si es porque es viernes o qué pero nos está sorprendiendo.
Ya son cerca de las 21:00 y estamos cansados, así que retornamos paseando por las calles de Buenos Aires hacia el hotel. Hemos decidido cenar en el restaurante de enfrente, carnaza por supuesto ¡¡qué si no!!!.  Mañana es nuestro último día aquí y hay que aprovechar.
Día 10 de Marzo:
Dado que en Buenos Aires no hemos sacado prácticamente fotos, porque no hemos llevado nuestra cámara grande por los comentarios de inseguridad en la ciudad. Hoy vamos a hacer algo que nunca hemos hecho, la idea surge de un post que tienen los amigos de “magia en  el camino” bajo el título Buenos Aires desde el autobús, subirnos en lo que nosotros llamamos “Giribus” y que nos dé una vuelta por la ciudad para sacar unas buenas fotos sin tener que estar con mil ojos.  
Después de desayunar nos dirigimos a las 2 parada del “giribus” a pocos metros de nuestro hotel, cuando éste llegó estaba hasta las trancas, y la guía nos dijo que mejor fuéramos a la primera parada, así que eso hicimos.

Cuando llegamos hay muchísima gente y pensamos que vamos a tardar muchísimo en coger el autobús, pero para nuestra suerte el que viene es sólo en español y la mitad de los que hay en la fila se quitan, así que genial, vamos para arriba.

El recorrido no os lo vamos a contar porque lo podéis ver en cualquier plano de la ciudad, pero decir que nos está sirviendo para ver muchos de los rincones que no hubiéramos podido ver dado los pocos días que hemos estado en Buenos Aires. Dura un total de 3.5 horas, como habíamos visto gran parte pateando ahora podíamos centrarnos únicamente en tomar fotografías.
La meta es llegar hasta Recoleta a ver el famoso cementerio de Buenos Aires donde hay multitud de personajes famosos de Argentina, uno de ellos cómo no, Evita. Así que cuando llegamos a la parada nos bajamos. Antes de ir al cementerio decidimos comer, y de ahí al cementerio. 
Hace un día esplendido y muchísimo calor, cerca de 30 grados. Los alrededores del cementerio están llenos de puestos artesanales que le dan un color especial a la zona. Una vez dentro lo primero que nos llama la atención es que son todo panteones familiares, nada parecido a nuestros cementerios, pero lo que más nos impacta es que los ataúdes no están detrás de una lápida, no, están allí puestos como si estuvieran expuestos. Sí te asomas a cualquiera de estos panteones que tengan cristal verás los ataúdes y por qué no decirlo, dá muchísima grima, no sé, serán cosas de costumbres..pero…..


Llegamos a la tumba de Evita y como podréis imaginar estaba atestada de gente curiosa como nosotros haciendo fotos. Dimos una vuelta y decidimos regresar al “giribus”. Vamos a ir a dejar la cámara al hotel a cambiarnos y a disfrutar de nuestro espectáculo de TANGO.
video

A las 19:30 llegamos a Galerías Pacifico para comprar la entrada. Como nos ha parecido tan barata con respecto a lo que te ofrecen, hemos decidido coger la de $120 y primera fila, aunque una vez que entramos nos damos cuenta que nos habría dado igual coger la de $80, el teatro es muy pequeño con muy buena visibilidad desde cualquier punto.
Y empieza el show, una hora y media que nos tiene completamente atónitos. Es imposible seguir el movimiento de piernas que tiene esta gente, una auténtica maravilla, la música genial y los cantantes de tango nos dejan con la boca abierta, ¡qué voz!, en fin, que apenas nos damos cuenta cuando termina, se nos hace cortísimo y nos ha encantado. Os lo recomendamos sin duda alguna.
Como es nuestro último día y nos hemos ahorrado una pasta con lo del tango hemos decidido que nos vamos a ir a Puerto Madero a un tenedor libre a reventar de carne. Nos han hablado de Sigue la Vaca, así que vamos a ir allí. Una vez allí empezamos a buscarlo pero nada, qué no lo encontrábamos, por lo que decidimos preguntar a una pareja que pasaba por allí que tampoco supieron decirnos dónde estaba, pero nos dijeron que justo al lado teníamos otro que siempre está lleno, y cuando los argentinos van es por algo, así que decidimos entrar allí.
Había todo tipo de comida, tanto nacional como internacional, y claro, carne de todo tipo, hasta cochinillo, pero no fue la mejor elección que pudimos hacer. Después de todos estos días por argentina hemos probado carne riquísima y bueno, no es que esta estuviera mal, pero nada que ver. Aunque como es nuestra última noche lo disfrutamos igualmente.
Acabada la cena y con la panza llena, nos vamos al hotel. Llega el final de nuestro periplo por tierras argentinas y mañana hay que madrugar para coger un avión vuelta a casa.

Día 11 de Marzo:
Nos levantamos y recogemos nuestras cosas para ir al aeropuerto. El avión sale a las 11:30 hora local, así que queremos estar con tiempo por si surge algún imprevisto. A las 9 de la mañana ya estamos allí y a las 9:30 ya hemos facturado, nos quedan 2 horitas de espera. Como todavía nos quedan pesos argentinos vamos a comprar algo para gastarlos ya que no nos merece la pena cambiarlo, así que nos llevamos unos alfajores y dulce de leche.

CONCLUSIONES: Llega la hora de embarcar, llega el final de este viaje que nos ha hecho volver a ilusionarnos, nuevos descubrimientos, nuevas emociones, hacía tiempo que un viaje no nos llenaba tanto y hay que decir que este nos ha llenado por completo, todo, desde Tierra de Fuego con sus colores azules, el color de las montañas, la nieve, el mar, la sensación real de saber que no puede llegar más lejos…, La Patagonia con sus estepas, la dureza de sus paisajes, la impresión de los glaciares, su lejanía siempre vigía de frontera con sus intimidantes Andes y por supuesto Buenos Aires, nuestro segundo Madrid, Plaza de Mayo, San Telmo, la Boca, Palermo etc. etc. hasta 20 ciudades en una, tango, teatro, literatura vino, comida, ¿acaso se puede pedir más? ¿Y que decir de los argentinos? gente estupenda, amable y encantadora que te ofrece su ayuda, su energía, siempre dispuesta a conversar, en fin, infinidad de adjetivos todos ellos buenos para este magnífico país que ahora dejamos pero al que esperamos volver. Tal como empezamos terminamos, solo podemos dar las Gracias a este lugar que nos ha devuelto la ilusión y el entusiasmo por seguir descubriendo este planeta tan complejo que tenemos, no mentimos si decimos – Argentina, intentaremos regresar algún día, hasta pronto Boluda-. ¡¡¡Hasta pronto ARGENTINA!!!

Ir arriba

Comparte esta entrada

votar

16 comentarios:

Aldana y Dino dijo...

Chicos!!!!!
Qué lindo todo lo que cuentan y las fotos que publican!!! Felicitaciones! Se ve que comieron muy bien y que les tocaron lindos días en el sur! Buenísimo!
Es una alegría enorme para nosotros haberlos conocido y haber podido compartir unas horas con ustedes. También nos pone muy contentos que les haya gustado visitar el país. Los esperamos para la próxima!!! Así conocen más de la ciudad y del resto del país!!
Les mandamos un beso grande!!!! Nos vemos pronto!!
Seguimos en contacto!
Aldana y Dino

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Aldana y Dino, qué deciros, fue un viaje de los que nos ha vuelto a dejar huella,nos ha emocionado todo, hemos disfrutado cada minuto, cada segundo, el tiempo nos acompañó y en fin...volvimos encantados y con ganas de repetir.
Muchas gracias por todo, fue muy agradable conoceros y poder compartir una tarde con gente como nosotros que una de sus máximas aficiones es viajar.
Esperamos volver pronto para seguir descubriendo Argentina, y si pasáis por aquí ya sabéis donde está vuestra casa.
Un besazo enorme desde España.
Carmen e Israel.

LORENA dijo...

QUE BUENO QUE PUDIERON RECORRER MI PAIS...
CALAFATE Y EL PERITO..USHUAIA...BUENSO AIRES...
Y VEO QUE EL ASADO ARGENTINO LES HA GUSTADO MUCHO..
OJALA PUEDAN VOLVER Y SIGAN RECORRIENDO TANTOS LUGARES QUE LOS SIGUEN ESPERANDO
UN SALUDO,LORENA

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Ay Lorena, es asado argentino una auténtica maravilla para el paladar, se nos hace agua la boca cada vez que lo recordamos....
Y lo de volver, en cuanto podamos, eso sin duda.
Cuidad mucho ese país que tenéis tan lindo.
Un abrazo enorme desde España

victor dijo...

Hola,

Os podéis creer que he estado en la Argentina y sólo conozco Buenos Aires, no tengo perdón !! espero pronto hacer una ruta como la vuestra.

Saludos.

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Hola Victor!

Pues ya ves lo que te has perdido :D. La verdad es que a nosotros nos ha dejado muy buen sabor de boca no sólo por la comida jajajaja, sino por todo, con muchas ganar de volver y conocer el resto porque nos ha enamorado del todo.

Un saludo y gracias por pasarte.

Antonio Ruiz dijo...

Hola, os acabo de conocer por el premio Liebster ofrecido por Aran BL.

Qué alegría leer un post como este de Argentina. Estuve hace unos años y la verdad es que lo recuerdo con un cariño muy especial. Fue mi mejor viaje y será difícil superar las emociones vividas allí durante los 20 días de viaje.

Gracias por compartir!!!

Abrazos.

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Hola Antonio, lo primero, mil gracias por pasarte, y gracias a Aran BL por honrarnos con el premio.

Con respecto a Argentina, como has podido ver hemos venido encantados, no tenemos nada más que palabras buenas para este cachito (tan grande) de país que hemos tenido la oportunidad de disfrutar en nuestros 15 días de viaje. Un país muy ansiado por nosotros y que finalmente hemos tenido la oportunidad de visitar, y esperamos poder volver algún día a seguir conociendo y descubriendo todas las maravillas que allí hay.
Nos alegramos que hayas disfrutado con nuestro viaje.
Un saludo Antonio

Viviana dijo...

Hola, la verdad que me pone miy contenta que la hayan pasado tan lindo en mi pais.
Queria comentar algo con respecto al cambio, cuando decian lo de la calle florida. En ella se encuentran lo que llamamos arbolitos, que son los representantes del cambio no oficial, no lo recomiendo para nada, porque es inseguro.
Lo mejor el banco sin dudas, ademas evitan la estafa.

Lo que uds sintieron por nosotros, es lo que senti al estar en españa, fue com estar en casa. Realmente.

Los felicito por el blog!!!
Saludos
Viviana
Unaviajeraporeuropa.blogspot.com

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Hola Viviana, bueno, imagino que con lo que has leído en este post pocas palabras quedan para expresar lo que sentimos en tu país, vinimos totalmente enamorados de todo lo que vivimos y vimos allí y realmente fue como estar en casa...estamos deseando volver.
Lo qué dices del cambio sí, es así, pero en ese momento realmente nos salió bien, y necesitábamos cambiar dinero...la podíamos haber piciado pero... ;).
Un gran saludo y mil gracias por pasarte y por tu comentario

Viviana dijo...

Gracias a ustedes por el hermoso comentario que dejaron en mi blog, la verdad lo que sentimos en su pais fue como les dije estar en casa, nos trataron excelente desde la gente en la calle hasta en el hotel, sin olvidarnos la preciosa ciudad que es MAdrid.
Me gustaron las fotos que sacaron de las ciudades que visitaron, uno de mis lugares preferidos es puerto madero, donde suelo ir los fines de semana a andar en rollers.
Uno al vivir en una determinada ciudad, a veces no se imagina como la ven, y que es lo que disfrutan, asi que verlo desde la mirada del otro, esta bueno!
Gracias por las palabras nuevamente!
Nos estamos leyendo!!!!!
Saludos
Viviana
Unaviajeraporeuropa.blogspot.com

Yo and I dijo...

Parece un fantástico y muy completo viaje a Argentina. Gracias por compartir vuestras aventuras viajeras con nosotros.
Por cierto, os he dejado un Premio Liebster en Paella & Chips, mi bitácora de viajes.
Tenéis una web fantástica. ¡Enhorabuena!

Caliope dijo...

Hola Carmen e Isra! Resulta que vuestro blog no se actualiza en mi blogroll (investigaré) y todavía està vuestro viaje a Turquía; he entrado y me he encontrado vuestro viaje a Argentina, qué recuerdos!! Me ha encantado y las fotos preciosas, quė maravilla es Argentina y qué alucinante es pasear por el Perito Moreno y tenerlo enfrente es ... una experiencia única. Un besote!

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Caliope, es un honor que te pases por nuestro blog, gracias por tu comentario y perdona que tardemos tanto en contestar pero estamos muy liados. Argentina nos ha marcado como no lo hacía un país desde que estuvimos en japón, hemos vuelto maravillados.
Un abrazo Caliope y gracias por tu comentario

ElNota dijo...

hola pareja.

os pasáis el tiempo comiendo, jajajajajajaja... qué bien. es lo que voy a hacer yo. me ha encantado vuestro viaje. sobre todo cuando se cae un "chacho" del Perito Moreno. parecéis andaluces en vez de, de los Madriles. muchas gracias por poner vuestro blog a nuestra disposición. algún espero veros en algún glacial de Ámsterdam, o en algún coffe shop andino. de nuevo gracias. un abrazo grande y a seguir viajando. que os vaya bonito pareja...

PD: viendo las fotos, me he sentido el perro de Paulov, salivando y slaivando... jajajaja.

Anónimo dijo...

Muy buen relato, me divirtió mucho leerlo y está muy bien logrado, acompañado de fotos, referencias, costo. Excelente. felicitaciones y estoy siguiendo vuestros posts porque repetiré alguno de vuestros viajes , tomas desde buenos aires