CONTADOR DE VISITAS

MANCHESTER, LIVERPOOL, YORK

Imprimir artículo

DATOS PRÁTICOS:

¿POR QUÉ ESTOS DESTINOS?Pues subir a Reino Unido siempre es un placer, Ryanair añadió a sus destinos la ciudad de Manchester que estaba lo suficientemente cerca de Liverpool y York como para plantear un viaje atractivo.
LAS CIUDADES:
Manchester: Ciudad nada turística, tampoco tiene un gran patrimonio cultural, es interesante su vida nocturna, se puede pasar media jornada paseando por el centro, lógicamente para los futboleros tiene 2 añadidos la posibilidad de ver un partido del United o el Cyty.
Liverpool: Ciudad con poso, tiene cierto atractivo cultural y mucho atractivo musical, no solo por los Beatels sino por los muchos locales donde suena música en directo.
York: Arquitectura medieval en perfecto estado, catedral de impresión y pocos turistas extranjeros, tiendas tradicionales y aparentemente algo de gastronomía. Además un entorno natural impresionante.
CUANDO IR:
¿cúando ir? Pues en UK ya se sabe, solo os comentaremos que pasamos tres días y pico sin ver una nube, el sol presente todo el rato y una temperatura de 20 grados, todo esto en el primer fin de semana de mayo.
ALBUM FOTOGRÁFICO:



WEBS Y BLOGS UTILES:
http://www.lutherkinghouse.co.uk/
http://www.ealquilerdecoches.es/
http://www.elrincondesele.com/weekend-in-liverpool-city-un-viaje-al-lugar-en-que-la-musica-volvio-a-nacer/
AEROPUERTO COMPAÑIAS AEREAS-TRANSPORTE:
El aeropuerto de Manchester está perfectamente conectado con la ciudad y tan solo a 17km, existe un servicio de tren por unas 7 libras.
Nosotros alquilamos un coche en el propio aeropuerto con la empresa Alamo (todas las empresas en la Terminal 1) nos costó unos 100€ por los tres días ya sin franquicia.
ALOJAMIENTO:
Nos alojamos en Manchester ciudad que utilizamos como base de operaciones, ¿el lugar? El LUTHER KING HOUSE http://www.lutherkinghouse.co.uk/, este lugar tiene varias ventajas e inconvenientes:
Ventajas: pues es un lugar barato, parking gratis, desayuno aceptable, Internet gratis, además el lugar es precioso, es como estar alojado en una universidad, tienes librería, Internet etc, además las habitaciones son amplias y limpias.
Desventajas: el sitio está situado en la zona Universitaria, esto esta muy bien pero para subir al centro es necesario coger un bus que en 10 minutos te sube, pero eso si lo bueno es que hay muchísimos autobuses que te suben y bajan, y si sales hasta tarde puedes regresar en un taxi por 10 libras, es el único inconveniente, que no está en el mismo centro aunque justo al lado hay una calle (lo que llaman pequeña india) con mucho ambiente y restaurantes.En definitiva Sí que recomendamos este hotel,
TRANSPORTE:
Manchester: buena red de autobuses de dos plantas y un tranvía llamado metrolink junto con taxis no demasiado caro conforman una buena red.
Liverpool: también una buena red de autobuses y metro, los taxis no son caros. Por cierto ambas ciudades están unidas tanto por tren como por bus.
York: la parte interesante es intramuros por lo que recomendamos andar, si da tiempo y se quiere ver lugares cercanos lo mejor es moverse en coche.
COMIDA Y PRECIOS:
Algunos precios orientativos (noviembre 2009):
Pinta de cerveza: entre 2 a 4 libras.
Café: 3 libras.
Comida menú: entre 7 a 10 libras.
Perrito caliente: 2 libras.
Litro de gasolina: 1.3 libras
SANIDAD Y SEGURIDAD:
. En cuanto a la sanidad, es necesario sacarse en España la tarjeta sanitaria europea, te la sacas en el mismo momento y te cubre prácticamente igual que en España por lo que no se hace necesario un seguro medico.
En cuanto a la seguridad, pues sobre todo en Manchester percibimos, no que fuera peligroso, pero como los británicos beben tantísimo y aunque no tuvimos ningún problema si que es necesario estar un pelín alerta porque muchos cuando beben se vuelven agresivos. De todos modos en general la mayoría de la gente era muy amable y dispuesta ayudarte y en ningún momento sentimos inseguridad, e incluso salimos por la noche que es cuando más borrachos están y nada de nada.
SOCIEDAD Y GENTE:
Bueno un poco siguiendo el hilo de lo anterior, en general gente amable y dispuesta a ayudar, simpáticos, eso sí armaros de paciencia para entenderles porque hablan un ingles de otro mundo, por lo demás se perciben que son ciudades algo más pobres, más industriales que la capital Londres.

DIA 1-29 de abril de 2011.Pues este viaje a diferencia de la mayoría que venimos realizando tenia la novedad de los participantes y es que 2 compañeros de trabajo me acompañaron en esta aventura (Ascen y Javi). Contado este comenzaremos por el relato que como no podía se de otro modo comenzó en el aeropuerto, nuestro vuelo con destino Mancheseter sufrió un retraso de una hora (mal empezamos j eje). Una vez en el aeropuerto de Manchester (por cierto son super lentos en la tramitación de la aduana) tuvimos que cambiar de Terminal donde nos esperaba un coche que habíamos alquilado con la empresa Alamo unos 100€ los tres días. Por fin y tras los trámites habituales nos subimos a nuestro vehículo, un KIA de lo más sencillito y efectivamente con el volante a la izquierda, pusimos el GPS y rumbo a nuestro hotel. Por cierto el Centro de la ciudad esta bastante cerca apenas a 17 km.




Llegamos al hotel con algún problemilla, principalmente porque metimos mal la dirección en el GPS, resulta que hay calles con el mismo nombre en distintos distritos por lo que acabamos en un barrio que para nada era el nuestro, en fin lo dicho tras algún problemilla leve y típico de los viajes accedimos a nuestro hotel. Dejamos nuestras maletas y tomamos rumbo al centro, son cerca de las 22 horas y nos preocupa quedarnos sin cenar. Nuestro hotel está en plena zona universitaria, por lo que prácticamente todos los autobuses suben al centro, tomamos el número 42 pero en esa zona como decimos suben muchísimos hacia Picadilly.
Una vez en plena plaza de Pycadilly no nos quedo más remedio que recurrir a un Burguer king, hay que decir que las primeras sensaciones de Manchester es que es una ciudad sin más, es decir estamos en pleno corazón y aparentemente no vemos nada que nos deslumbre, tampoco vemos turista alguno. Después de cenar quedaba por venir lo bueno, resulta que Javi tenía allí un conocido –Fran- al que fuimos a buscar, subimos a su piso donde la fiesta ya había empezado, j eje fue curioso porque allí tenían la música a toda leche (sorprende en pleno UK a las 23horas) después nos explico que en su portal solo vivían unos chinos que pasaban de todo, en fin sorprende. En casa de Fran había varios de sus amigos habituales, varios españoles y algún polaco, recogimos nuestros bártulos y fuimos a un garito junto a la zona de los canales. Varias cosas nos sorprendieron, las chicas se visten para salir como aquí para nochevieja, esta ciudad no es nada cara comparada con Londres, hay pintas por 2 libras, los autóctonos beben de un modo totalmente desproporcionado y efectivamente como en casi todos los lados los inmigrantes se juntan con inmigrantes, es decir la panda de amigos residentes en Manchester se componía de una mayoría hispano polaca y de alguna otra nacionalidad pero ninguna inglesa. De todos modos gracias a todos porque fueron muy majos. Cerca de las 2 de la mañana cerraron el garito, de ahí fuimos a uno muy conocido de la ciudad conocido como MOJO, no nos quedo muy claro si es muy conocido, más bien nos pareció que es de los que más tarde cierra, allí apenas si se podía pasar, lleno hasta los topes, pero lleno lleno, a base de empujones conseguimos pasar y tomarnos unas cervezas, por cierto aquí ya son más caras, la pinta 3.5 libras (aún así no nos pareció del todos caro). No siempre que se viaja se tiene oportunidad de conocer la noche, básicamente por una cuestión de fuerzas y prioridades, es decir si quieres ver tienes que madrugar y si madrugas no puedes trasnochar, por lo menos desde un punto de vista habitual. Cerca de las 3.20h decidimos retirarnos, la gente ya esta hasta arriba de todo y nosotros que hoy hemos trabajado estamos ya para el arrastre, a la salida preguntamos a un taxi cuanto nos cobraría por llevarnos al hotel, nos digo que unas 10 libras, el caso es que la de la recepción nos digo que unas 5 así que le dijimos que nanai y esperamos a otro, el segundo taxi nos digo lo mismo, pero como el cansancio pasa factura y tampoco nos parece demasiado caro tomamos la decisión de subirnos aquel taxi de seis plazas tipical brithis. Llegamos al hotel justitos de fueras aunque muy animados por lo vivido, esto no ha hecho más que empezar.

DIA 2-30 de abril de 2011

Nueve de la mañana, suena el despertador, una ducha y un desayuno nos dan fuerzas para empezar el día habiendo dormido apenas 5 horas. El día de hoy está reservado para Liverpool, nos subimos en el coche y llegamos en poco más de una hora, en lugar de ir directos al centro primero pasaremos por el estadio del Liverpool, Anfield, lo que más llama la atención según se llega es su ubicación, esta en mitad de una urbanización de viviendas horizontales de aparente clase baja-media, resulta una visión muy humilde, parece mentira que estemos hablando de un club cinco veces campeón de Europa. En este viaje no nos sobra el tiempo así que nos tenemos que conformar con una simple visita por los exteriores, una vueltecilla por su tienda oficial y poco más, las visitas están establecidas a horarios, ¿entradas para un partido? Agotadas? Pero bueno nos conformamos con esta toma de contacto.



Regresamos al coche y esta vez sí tomamos rumbo al centro, aparcamos en parking que por cierto no resultó nada barato y nos dispusimos a explorar la cuidad. Pasamos por la Oficina de turismo para recoger un plano y así poder movernos bien.Liverpool es una ciudad relativamente pequeña, bien aprovechada se puede ver en una sola jornada sin problemas (ojo museos aparte ya que no nos dio ni para ver la Walter art Gallery ni el museo de los Beatles) por supuesto la marca de los Beatles está por todos los sitios. Hoy el sol brilla y no hay ni una nube, las calles están atestadas de gente, este comentario viene porque siempre nos habíamos imaginado Liverpool con un cielo nublado y el río Mersey metiendo el frio hasta los huesos. Decidimos comer pronto antes de continuar comimos en un restaurante Francés cuyo menú no superaba las 9 libras y por lo menos comemos algo de comida sana http://www.bistropierre.com/ , ya sabéis que Reino Unido tiene muchas virtudes pero la gastronomía no es una de ellas, este restaurante esta muy bien y por eso os lo recomendamos, eso sí las cantidades son suficientes pero no exageradas y los postres muy trabajados.Tras la comida hicimos el típico recorrido turístico que cualquier guía recomendaría, especialmente recomendable es recorrer el paseo marítimo del rio Mersey y todo lo que supone Albert Dock (zona declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO) donde además de ver edificios de arquitectura contemporánea muy interesante podréis ver muchos de los lugares más atractivos como el Royal Liver Building o la Tate Gallery Liverpool, Beatles Story que cuesta la friolera de 12 libras, el Ayuntamiento es también un lugar que no podéis perderos. A lo largo del Merseyside existen muchos puestos de comida rápida y de diferentes partes del planeta por lo que ante un buen día puede ser una alternativa muy económica de comer. ATENCIÓN CONSEJO DE VIAJEROS; cuando se disponga de poco tiempo para ver una ciudad y si encima la gastronomía no es un atractivo en sí, os recomendamos que comáis siempre algo ligero y rápido, después en la cena podréis comer tranquilos y relajados pero las horas de luz y horarios de la mayoría de lugares de interés no perdonan. Seguimos la visita dando un giro total a la ciudad, caminamos por Chapel Street, después atravesamos todo el centro hasta llegar primero a la Metropolitan Catedral (la católica) cuyo estado deja mucho que deseear aunque de gran belleza y posteriormente a la Anglican Cathedral o Catedral de Liverpool , por lo visto es la mayor catedral del mundo, no pudimos verla por dentro (cerrada) pero la verdad por fuera no nos gustó, eso si a su alrededor existe unos jardines la mar de interesantes para pasear o hacer un picnic, por cierto en el camino entre una y otra catedral se pasa por varios barrios típicos británicos, de esos con puertas de colores y ladrillo rojo oscuro.Muy muy cer de la Catedral de Liverpool podéis ver el Chinatown de esta ciudad, desde grupo viajaramundi ya os adelantamos que podéis ahorraros la visita, j aja más que nada porque el barrio esta muerto, pero muerto muerto, nunca jamás vimos algo similar, pero vamos quizás la curiosidad puede estar ahí.




Ya con la tarde encima decimos regresar al centro y ver el ambientillo, una de las calles principales Mathew Street y calles adyacente donde se concentran todas las tiendas, y casi todos los pub con mucha marcha y música en directo, por supuesto la emblemática The Cavern Club que fuimos a visitar (cobran una libra por entrar) una vez dentro y no lo negaremos con un cosquilleo de ilusión ya que algunos somos seguidores de los cuatro magníficos y grandes amantes de la música en general, allí suele haber música en directo, la mayoría del público son turistas, lo podréis deducir enseguida sobre todo porque ya son cerca de las siete de la tarde y no vemos borrachos j eje (que nadie se enfade) y es que tanto en Manchester como en Liverpool a partir de las cinco de la tarde no paramos de ver gente super borracha. Ah, sentimos ser aguafiestas, no se si lo sabréis pero en realidad The Cavern no es la autentica, la verdadera está unos metros antes, por lo visto fueron expropiados para construir unas viviendas o algo así, después se dieron cuenta del tremendo error y decidieron reproducirla exactamente igual, pero bueno vosotros imaginaos que es la autentica y ya esta. Justo en frente también tenéis la estatua de Bronce del Beatle donde hacerse esa foto tan preciada.Cenamos en un pub lo cual no resultó facil dada la afluencia de público, hay que decir que mientras en Manchester apenas si se ve un turista, Liverpool es todo lo contrario, está hasta arriba auqneu sin llegar a lo de Londres, en fin un fish and chips una pinta y de regreso al coche.No sabíamos la que nos esperaba y es que justo cuando nos subimos al coche y al poco de arrancar el gps perdió los datos y encima no teníamos ningún mapa en papel---ATENCIÓN CONSEJO VIAJERO: Siempre que alquiléis un coche aunque llevéis GPS no olvides el modo tradicional y que nunca falla de llevar papel--- pues al hilo de lo hablado, las pasamos canutas para salir de Liverpool, nos desorientamos, el caso es que incluso conducir por la izquierda, siendo de noche etc. todo influía, lo dicho lo pasamos mal para salir, después en carretera bien sin problemas pero de nuevo al entrar en Manchester nos costó un mundo encontrar nuestro hotel, encima hay una marcha que no veas y el centro estaba colapsadísimo.Por fin y cerca de la una de la noche conseguimos nuestro objetivo, nos fuimos directos a dormir.




DIA 3-01 de Mayo de 2011

Desayunamos mientras decidíamos si viajábamos hasta York o no, el llegar tan tarde ya nos ha retrasado porque tenemos un día largo por delante hasta llegar, finalmente tomamos la decisión de comprar unos mapas de carreteras en la primera gasolinera y tomar rumbo hacia esta magnifica ciudad. Más o menos y tras unas dos horas llegamos a York que estaba abarrotadísima de gente, hay que decir que en Inglaterra también es fiesta en el puente de mayo aunque no se cual es su celebración, el caso es que la ciudad hasta los topes. York recuerda a la típica ciudad medieval amurallada tipo Brujas, también nos recordó a un domingo en Toledo pero sobre todo porque esta ciudad la invadimos habitualmente los domingueros madrileños j eje.Volviendo a York, solo podemos decir cosas positivas, pero no solo de esta ciudad sino de todo el condado de Yorkshire, teníamos varios castillos y pueblos de camino para ver pero como os hemos comentado la falta de tiempo nos hizo replantear la ruta (estas cosas pasan) así que nos conformamos solo con la capital, como decíamos es una cuidad maravillosa, impresionante, con una riqueza cultural realmente de altura, es curioso porque no parece ser un lugar muy visitado sobre todo por los españoles que quizás se quedan más en Londres.La visita a la ciudad se hace en una jornada con toda seguridad, su catedral es un tesoro y el casco un museo vivo, dejamos el coche en el parking y tomamos rumbo hacia la catedral, a cada paso nos maravillamos más y más, la catedral estaba cerrada pero a las 15 horas volvían abrir, así que paseamos por la ciudad, descubriendo cada esquina, cada tejado cada casa, todo es muy interesante y nos deja boquiabiertos.





Un poco antes de las tres comimos en un sitio de comida rápida y después directos a la Catedral, no sabemos deciros el motivo pero se supone que la entrada cuesta 13 libras y ese dia dejaban pasar a todo el mundo ¿quizás por ser domingo? La catedral como decimos es una joya, gótica, de una dimensión gigantesca 156 largo x 76 de ancho, su tesoro son sus vidrieras que las hay de todas formas y colores, allí anduvimos largo rato mientras seguían los oficios como si nada, después subimos a la torre que es visitable previo pago de unas 5.5 libras y subir más de doscientos escalones en caracol, eso sí desde arriba la vista impresionante, además puedes ver detalles de al arquitectura de la catedral que desde abajo no se aprecian.Muy satisfechos seguimos paseando por esta ciudad cuya forma de ver mejor es así, dejar llevaros por toda la zona intramuros, hay muchas tiendas de souvenir, chocolaterías, cafeterías, tiendas de golosinas artesanales e incluso alguna de esoterismo, un paseo por los canales del rio también es interesante. Tras repasar prácticamente todo el casco y sus lugares más interesantes como la catedral y el castillo, decidimos regresar a Manchester ya que nos queda un largo camino.




.


Tenemos mapas de carreteras pero otro error que hemos cometido es no comprar mapas de carreteras de los que incluyen detalles de cada ciudad, de tal modo que llegamos perfectamente a Manchester pero una vez allí nos costó encontrar el hotel, en fin una vez por fin “en tierra firme” salimos a cenar por una zona próxima a la Universidad y que es conocida como la calle Indú que como habréis imaginado estaba llena de restaurantes de esta cultura, cenamos algo y tomamos una pinta que nos supo a gloria en un pub típico ingles y en el que dudo que alguna vez entrara turista conocido, el hombre resistía en una calle de más de un Km. que había sido transformada por los residentes indús en un barrio muy especial pero en el que choca ver un pub de los de toda la vida, tomamos una cerveza tostada que nos recomendó el mismo dueño, allí nos quedamos hasta que cerca de las doce nos hecho y regresamos a dormir.


DIA 4-02 de Mayo de 2011.


Hoy es nuestro último día, tenemos pensado dejarlo para visitar un poco Manchester, que si bien no es una ciudad con un interés especial, tenemos curiosidad por ver que puede ofrecernos.Lo primero fuimos a visitar Old Trafford, ya sabéis conocido como El Teatro de los Sueños, para los que somos un poco futboleros no podemos dejar pasar esta oportunidad, esta relativamente retirado del centro, puedes realizar el típico tour por unas 15 libras, lo sentimos pero eso para nosotros es demasiado, es mejor regresar en otro momento y directamente ver un partido, la verdad pensábamos que sería algo más económico, eso si dimos una vuelta por fuera y visitamos la tienda oficial, lo que si notamos es que desde fuera da la sensación de ser lo que es, un club rico mientras que el campo del Liverpool y los alrededores se ven mucho más humildes.Después tomamos rumbo al centro aparcamos y nos reunimos con un amigote que vive allí y que muy amablemente accedió a enseñarnos el centro, solo disponemos de una horas así que nos viene de perlas, Manchester no tiene grandes Catedrales, monumentos o museos, pero tiene lugares interesantes, como el Ayuntamiento y su plaza junto a la biblioteca, el Royal Exchange la Jhon Rylands Library, un puente de Calatrava que no pudimos ver, la estación central es interesante, una pequeña catedral que no esta mal, la Free Trade Hall, por supuesto la zona de Pyccadilly donde salen además muchos autobuses y sobre todo un gran gran ambiento joven y nocturno, ah también un chinatwon pero un poco más animado que el de Liverpool. Todo el centro se visita a pie fácilmente y no lleva demasiado. Comimos en una zona que según nos dijeron estaba muy de moda junto a los canales (que por cierto están conectados por exclusas hasta el mismo Liverpool), el sol sigue acompañándonos así que comimos en una terraza de un local cuyos baños eran increíbles.Cerca de las cuatro de la tarde tomamos rumbo al aeropuerto, devolvimos el coche sin problemas y entonces sucedió lo que nunca quieres que pase en un viaje, uno de nosotros (Javi) se dejó junto a los baños por no más de 3 minutos una “mariconera” donde llevaba toda la documentación, carné, dinero, tarjetas etc. etc. …CONSEJO DE VIAJEROS; siempre que se viaje fuera hay que intentar llevar la documentación y dinero en lugares separados, de todos modos este acontecimiento dará lugar a un próximo post con datos prácticos para viajar--, regresando al hilo conductor, pues eso que sin documentación no se vuela, como nuestro ingles es justito recurrimos a la inestimable ayuda de una chica española que trabajaba en Manchester y era perfecta bilingüe (por cierto no tiene precio su ayuda se quedó con nosotros más de 3 horas) nos ayudo un montón y hemos de decir que la gente de Ryanair en tierra se portaron super bien y trataron de ayudarnos en todo lo posible, el retraso nos dio par poner la denuncia etc etc…. Finalmente Javi se quedó en tierra y hasta dos días después no pudo regresar, eso si que bien mirado dos jornadas más son unas vacaciones.El resto de la expedición llegamos a barajas cerca de las 3 de la madrugada, hasta las cuatro no conseguimos llegar a nuestras camas, pero ojo a las 8 teníamos que estar trabajando pero bueno así son los viajes, y además ya dormiremos cuando estemos muertos…
CONCLUSIONES FINALES: Toda esta zona de Inglaterra ofrece muchas posibilidades, nos quedamos más con las opciones de pueblos y campo que ofrece que con las ciudades en sí, York y alrededores un sueño, imprescindible. Liverpool solo por su poso, por su historia musical y por su ambiente bien merece una visita, es más en agosto repetiremos y finalmente ¿Manchester? Pues hombre si se dispone de media jornada por qué no, pero ir aposta como destino ya es otra cosa, no ofrece alicientes suficientes desde el punto de vista turístico, otra cosa es si te planteas ir a vivir, estudiar o trabajar una temporada ya que hay mucha gente joven y un ambiente agradable.

Comparte esta entrada

votar

2 comentarios:

nerea Garcia dijo...

¿porque decidisteis alojaros en Manchester y no en por ejemplo, Liverpool? ¿era mas barato?

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Hola Nerea,

La decisión de alojarnos en Manchester es una cuestión estratégica, dado que entrábamos y salíamos por esta ciudad y Manchester esta justo en el medio de Liverpool y York...

Un saludo.