CONTADOR DE VISITAS

Budapest 2010

Imprimir artículo
escrito: Israel, Maquetación y fotografía: Carmen

DATOS PRÁCTICOS:

¿POR QUÉ ESTOS DESTINOS?
En el año 2006 realizamos un viaje a través de media Europa en el que entre otros lugares recorrimos Praga, Viena y Bratislava. Todas nos encantaron así que es lógico que siempre nos quedó la espinita de Budapest. Cuatro años después llegó el momento de quitaros la espinita.



LA CIUDAD:
Budapest sigue la estela de las tres ciudades mencionadas anteriormente, separada en dos por el Danubio, Buda, la parte más tradicional, diversos monumentos de gran belleza, castillos, iglesias, murallas y mucho más es lo que espera al visitante mientras que al otro lado del río se encuentra Pest, de igual belleza aunque con grandes Avenidas y calles comerciales, también cargada de monumentos históricos como el Parlamento o la Opera.
Buda y Pest hacen de este lugar una ciudad perfectamente homogénea no siendo ninguna mejor ni peor.

¿CUÁNDO IR?:
Nosotros elegimos marzo y la verdad que el tiempo fue maravilloso, 17 grados de media, pero días antes de nuestra llegada estuvieron bajo cero.
De todos modos casi cualquier época del año es buena para conocer esta ciudad.

ALBUM FOTOGRÁFICO:
http://www.flickr.com/photos/viajaramundi/sets/72157623883904646/show/

WEBS Y BLOGS UTILES: http://www.amadeus.net/home/Currency/currency_en.htm
http://www.budapestinfo.hu/es/lugares_para_visitar
http://www.maec.es/Subwebs/Embajadas/budapest/es/home/Paginas/Home.aspx
http://www.airportshuttle.hu/en
http://viajes.chavetas.es/

GUIAS:
Únicamente reseñar que en la web de Ryanair podéis encontrar guías gratuitas en pdf

AEROPUERTO COMPAÑIAS AEREAS-TRANSPORTE:
El aeropuerto de Budapest, Ferihegy Airport, está a unos 16 km al sur de la ciudad. Nosotros volamos con la compañía Malev, la Wizzair low cost que también llega tenía un problema, y es que llegas a las 23.30 de la noche con lo que terminas pagando una noche de hotel a lo tonto, en fin, hicimos números y nos salía mejor ir con ésta otra compañía. Por cierto para no ser Low Cost resultó bastante normalilla.
Conexiones: varias opciones, la más barata es tomar el autobús número 93 desde el aeropuerto hasta el estación de metro Köbánya-Kispest, el trayecto dura unos 20 minutos.
Taxis: cuestan unos 5000 – 8000 florines.
Microbuses: En el vestíbulo de llegadas del aeropuerto se encontrarán los mostradores de las mayores oficinas de alquiler de coches. Es relativamente barato y muy cómodo el “Airport minibusz”, que lleva al pasajero a cualquier punto de la ciudad por 2900 Ft. El billete de ida y vuelta (por un precio de 4990 Ft) es válido para seis meses. Nosotros tenemos poco tiempo en este viaje y la opción calidad precio nos parece muy aceptable así que nos decidimos por esta opción.

ALOJAMIENTO:
Desde Grupo Viajaramundi cada día tenemos más claro que pagar un alojamiento en pleno centro te merece la pena por muchas razones, pero es que encima pillamos un tres estrellas en la calle VACI (que es como preciados en Madrid) hotel PROMENADE CITY por 65€ la habitación doble y desayuno. Después al llegar hubo un problema con nuestra habitación y nos cambiaron de hotel justo al lado el HOTEL MILENIUM (todavía estaba mejor je je) el Promenade tenía muy buena pinta y unos españoles que conocimos que se alojaban en el nos contaron todo cosas buenas así que recomendamos ambos hoteles.
Ver mapa más grande

TRANSPORTE:
Budapest cuenta con más de 180 líneas de autobús, 14 de trolebús, 29 de tranvía y 3 líneas de metro. Los autobuses, tranvías y trolebuses circulan normalmente entre las 4.30 y las 23.00. Las tres líneas de metro se cruzan en el centro, en Deák tér.Los trenes circulan con un intervalo de 2–15 minutos entre las 4.30 y las 23.10 (información obtenida de la oficina de turismo de Budapest) .
La verdad es que nosotros apenas si cogimos un tranvía porque más o menos es una ciudad que te la haces andando, quizás coger un funicular en Buda para ahorrarte la subida pero en general lo mejor es caminar.
Los tickets se venden en las estaciones de metro, en las máquinas expendedoras de billetes, en estancos y quioscos. Lo mejor es comprarlos en las estaciones de metro, pues allí se puede escoger entre diferentes tipos de billetes y abonos. Los billetes cuestan 320 HUF (2010) y son válidos para el autobús, tranvía, trolebús, metro, tren cremallera, así como para el tren de cercanías hasta las fronteras administrativas de Budapest.

COMIDA Y PRECIOS:
Pues la comida Húngara en los apenas dos días y medio que estuvimos nos pareció maravillosa. Por supuesto, hay que probar la sopa gulas (es como el guiso de patatas con carne de nuestras madres) que sale mu baratita y te reconforma, también es muy buen lugar para comer la parte de arriba del mercado central. En cualquier caso recomendamos obviar los sitios de comida rápida y probar algo de comida típica. Además en Budapest no resulta caro darte un caprichito de vez en cuando.
La cerveza también es una cultura pero lo que realmente nos sorprendió fue la calidad de sus vinos, los tienen dulces y normales, probamos sobre todo blancos y son muy buenos la verdad.Algunos precios orientativos (noviembre 2009):

NOTA IMPORTANTE: no cambies moneda en España en los aeropuertos o estaciones, si acaso una pequeña cantidad. Lo mejor es cambiar moneda en los cientos de casas de cambio que hay por el centro como en calle VACI donde el cambio es mucho más beneficioso.
Ojito que en la calle hay tipos que te ofrecen cambiarte ellos mismos con mejores condiciones, mandarlos a paseo que lo único que os pueden hacer es intentar timaros.
* PRECIOS MARZO 2010.
1000HUF = 3.76€
*Cena 2 personas con postre, cerveza y café en pleno corazón de Pest = 10.000HUF
*Cena 2 personas con ensalada y un plato cada uno y una botella de vino 15.000HUF (en el centro de pest)
*Entrada a baños termales Gallert 2400HUF (todo el día)
*Metro billete sencillo = 320HUF.
*Dos cervezas 800HUF

SANIDAD Y SEGURIDAD:
En cuanto a la sanidad, es necesario sacarse en España la tarjeta sanitaria europea, te la sacas en el mismo momento y te cubre prácticamente igual que en España por lo que no se hace necesario un seguro medico.
En cuanto a la seguridad no nos pareció insegura aunque es cierto que por el centro tuvimos la sensación de que nos estuvieron siguiendo un rato unos tipos que nos ofrecieron cambiar dinero y les dijimos que “nanai”. En definitiva no tengáis paranoia pero tampoco os relajéis aunque en general no nos pareció peligroso en absoluto.
SOCIEDAD Y GENTE:
Francamente desde este blog nunca hemos pretendió agradar a todo el mundo porque pensamos eso es imposible, por eso no nos cortaremos al afirmar (posiblemente equivocados) pues hombre, que los húngaros no son precisamente la alegría de la huerta, efectivamente no destacan por su calidez, incluso nos parecieron en general secos, bordes y en ocasiones groseros, ya lo habíamos vividos en anteriores viajes por zonas cercanas. También hay muchas personas que han sido muy agradables y simpáticas y esto es sólo una valoración realizada en un viaje de un par de días así que no lo tengáis muy en cuenta.

DIA 1-MADRID-BUDAPEST 18-marzo-2010

Es jueves son las 13 horas y estamos en la T4 rumbo a Budapest, es curioso pero hacía un montón de tiempo que no cogíamos un vuelo en el que no estamos muertos de sueño (los usuarios de low cost saben a lo que nos referimos). Una hora magnifica para volar, todo pintaba genial pero cuando estamos a punto de embarcar ¡Dios mío! aparece un colegio entero de adolescentes de viaje de fin de curso, ¡madre mía! ¡qué viajecito nos dieron, tres horas de vuelo! Ni a nuestro peor enemigo....eso sí, seguro que no lo olvidaremos nunca.
Tres tortuosas horas después con la cabeza abotargada y ya en tierra decidimos no perder tiempo y contratar el servicio de shuttel, te llevan directitos a la puerta de tu hotel y nos pareció que el precio era muy barato así que no quisimos perder un minuto y cogimos los billetes. De ahí a nuestro hotel, en pleno corazón de la ciudad, lo curioso es que en el minibús coincidimos con unos españoles que van a nuestro mismo hotel. Una vez en recepción otra sorpresita nos dicen que hay un problema con nuestra habitación y que no tiene más disponibles así que nos pasó al hotel justo de al lado el hotel Milenium que estaba muy bien la verdad, así que sin problemas.
Dejamos las maletas y raudos a la calle, son las 18 horas y ya es de noche, como ya hemos dicho la ubicación era la mejor, en la calle comercial Vaci Utca. De la primera visión hay dos cosas que nos sorprendieron, primero la belleza de los edificios y segundo lo vacía que está toda la zona... se supone que es la calle más bulliciosa, por cierto, en esta misma calle cambiamos dinero que estaba mucho mejor que en los aeropuertos tanto de Madrid como de Budapest, así que ya sabéis, lo aconsejable es que cambies algo de calderilla en el aeropuerto y luego en cualquier calle de las más céntricas.

Comenzamos a caminar sin un rumbo claro hasta que decimos acercarnos al rió, claro esta había que saludar al Danubio. Es una maravilla alojarse en lugares céntricos, sobre todo en ciudades pequeñas y en las que dispones de poco tiempo, estamos en todo el meollo, efectivamente en cuanto vimos el rió y varios de sus puentes más conocidos nos situamos perfectamente, justo enfrente la belleza nocturna de Buda, a nuestra derecha el famoso puente Szecheny lanchid y a nuestra izquierda el Erzsebet. Son ya cerca de las siete y en esta ciudad a esa hora son pocas las opciones, tomar algo o cenar, acudir a un balneario o caminar son algunas de ellas, nosotros caminamos sin ninguna meta predeterminada, únicamente nos impulsaba la belleza a cada paso de algún rincón, al final cubrimos más o menos el siguiente recorrido, desde Vaci Utca recorrimos varias zonas peatonales y plazas de interés como Vorosmarty ter, después subimos por el margen del rió hasta el puente Szecheny lanchid el cual atravesamos para pasar a Buda, allí recorrimos todo el margen del rió hasta el puente Erzsebet y de nuevo lo cruzamos para retornar a Pest, durante el recorrido nos llama la atención la belleza nocturna de esta ciudad, sus puentes, el castillo de Buda, a lo lejos el Parlamento, pero a la vez la cantidad de edificios vacíos o en lamentables condiciones que abundan por la ciudad, sin llegar a ser expertos en la materia juraríamos que la mayoría de edificios del casco urbano mínimo son del siglo XIX, su belleza que para muchos pasa desapercibida es absolutamente incalculable, ya conocemos el pasado histórico de Budapest pero sería muy bueno que el Ayuntamiento se pusiera un poco las pilas y rehabilitase la mayoría de ellos.

En fin, ya de nuevo en la Vaci Utca decidimos cenar en un restaurante cervecería muy conocido llamado SOMORRAS, allí cenamos muy bien, para la cantidad que pagamos y el servicio ofrecido dá la sensación de que estás en un restaurante de 5 tenedores de esos je je.... La verdad es que la cena estaba muy buena aunque nuestras expectativas estaban puestas en las cervezas, ¿el motivo? pues en Praga nos volvimos locos con la cerveza y no han dicho que en Budapest es igual o mejor. Lo cierto es que la gran sorpresa para nosotros fueron los vinos húngaros, y es que nosotros la verdad somos más de vino que de cerveza así que bueno de los pocos vinos húngaros que probamos nos encantaron todos y es un aliciente más para el visitante habido de probar la gastronomía local, no solo tienen cerveza bueno sino que tiene vino todavía más bueno.

Después de la cena poco más que contar un mini paseo y al hotel a dormir que estamos cansados.

DIA 2 BUDAPEST 19 de Marzo

Comenzamos la mañana como mejor se puede empezar, resulta que el desayuno del hotel es espectacular así que nada a ponernos hasta arriba je je.....después de nuevo a la calle, hoy tenemos pensado centrarnos en la orilla de Buda y su castillo entre otras cosas. Retomamos nuestros pasos de la noche anterior, la ciudad a plena luz del día es también de una gran belleza, así que el paseo aunque repetido es igual de sorprendente. Según atraviesas el puente de Szecheny lanchid te encuentras con el tren cremallera que te sube a la zona del castillo, aunque puedes ir andando nosotros lo tomamos por que además de barato es muy pintoresco.


EL BARRIO Y COLINA DEL CASTILLO, es un complejo arquitectónico Patrimonio de la Humanidad que comprende diferentes lugares de interés, comenzamos el paseo sin un rumbo predeterminado, cualquier calle ya resulta interesante, pero los puntos que más fuerza tienen son la Iglesia Mathias de una gran belleza y con una carga histórica muy amplia, nos la encontramos en obras así que la fachada no pudimos disfrutarla demasiado, aunque son muchos los reyes que allí contrajeron matrimonio, muy conocida porque contrajo matrimonio el Emperador Francisco José y Carlos IV, lamentablemente en la 2ª guerra mundial quedo muy deteriorada.


Otro punto que localizamos por el camino fue la estatua de San Esteban que fue el primer fundador de la ciudad, por cierto, en toda la zona de la Colina del Castillo las panorámicas de la ciudad, del lado de Pest son espectaculares así que recordar llevar vuestra maquina de fotos.


Otro lugar muy significativo es el Antiguo Ayuntamiento y su estatua de Palas Atenea y otra de la Trinidad. También la Iglesia de San Mathias, hay que dejar claro que todo el Barrio del Castillo es en si una obra de arte pero lo que quizás nos gusto más fue el famoso Bastión de los Pescadores, una fortificación formada por 7 torres puntiagudas, con una clara influencia turca, su nombre surge del mercado de pescado que se celebraba aquí mismo, de nuevo las vistas sobre el Danubio son maravillosas. Te cobran una entrada por subir a sus bajas murallas pero desde fuera y sin pagar entrada puedes disfrutar perfectamente de las vistas y de este monumento.




Después de este momento decidimos comer en algún lugar abarrotado de turistas de esta ciudad de la Colina, la comida fue buena aunque la atención nuevamente un poco seca por parte de las camareras que sin duda no pueden evitarlo.



Tras comer comenzamos a descender de esta vieja ciudad en dirección norte, nuestro objetivo la isla Margarita, enseguida llegamos a la orilla del rió y caminamos en dirección norte hasta el siguiente puente, el puente Margarita desde donde se accede a la isla Margarita, este lugar ubicado en mitad del Danubio hace las veces de parque del Retiro de esta ciudad, si tenéis poco tiempo el mejor modo de visitarlo es alquilar una bicicleta por apenas 6€ una hora y media, nosotros así lo hicimos, por cierto, el que alquilaba las bicis era mu majete (qué no se diga eh). Y así es como sin darnos cuenta estábamos recorriendo esta lugar montados en nuestras bicicletas, la verdad es que la primavera estaba comenzando y la isla está un poco pelada pero es un lugar muy agradable de ver, tiene incluso zonas de playa al rió y hay mucha gente haciendo deporte y paseando con las familias, por todo ello os recomendamos este lugar.
Una vez recorrida la isla y siendo ya cerca de las 19 de la tarde tuvimos que buscar el modo de aprovechar el tiempo, ya comentamos que a esta hora todo cierra, un momento ¿todo? NO, gracias a Dios en Budapest hasta las 22 horas puedes disfrutar de sus balnearios, así que intentamos coger un bus que nos bajara directamente desde la zona de la isla hacia el hotel Gallert donde está quizás uno de los más famosos balnearios del mundo, allí se rodó (como anécdota) el famoso anuncio de los cuerpos danone esos. Resultó arto complicado coger un bus, el puente que hace las veces de intercambiador estaba en obras (por el metro) y la línea que nos venía bien estaba desviada, preguntamos a varias personas pero oye, no pillamos ni una que hablara un poquito de ingles. Tras un rato decidimos bajar en paralelo un poco y coger un tranvía, nos dejo en la puerta en un periquete, una vez allí la entrada cuesta al cambio unos 16€ todo el día lo cual esta bastante bien, la entrada fue un poco rocambolesca porque hubo un problema con nuestras pulseras lectoras y terminamos saltando junto con un gitano húngaro muy simpático que tenía el mismo problema, en fin, anécdotas aparte el balneario realmente no es nada del otro mundo en cuanto a instalaciones pero en cambio la belleza de su arquitectura hace que ya solo merezca la pena entrar, además es muy buena opción para pasar el resto de la tarde y relajarte un poco.

Salimos cerca de las nueve súper relajados y atravesamos el puente Erzsebet dirección a Vacci Uca, al cruzar una sorpresa nos esperaba, el mercado central, maravilloso, estaba cerrado pero verlo de noche por fuera también es muy bonito, por cierto justo por allí unos tipos nos ofrecieron cambiar dinero, esto es muy habitual pero no lo hagáis porque os intentarán timar, el caso es que les debimos rechazar de un modo que les sentó mal porque juraríamos que nos estuvieron siguiendo un rato, en fin, nos metimos en un pub espectacularmente decorado y nos tomamos un cerveza, después tomamos rumbo a nuestro hotel que estaba muy cerca pero antes cenamos en un restaurante cercano, degustamos una botella de vino húngaro que nos dejo maravillados por cierto.


DIA 3 BUDAPEST 20 de Marzo

Después de otro desayuno excesivo, nos vamos a la calle, hoy toca examinar a fondo todo el lado de Pest aunque nos quedó pendiente una pequeña parte de buda que también haremos, después de hablar con varias personas y dado que disponemos de poco tiempo hemos decidido ver el Parlamento solo por fuera, todo el mundo nos comenta que lleva mucho tiempo poder entrar y que luego apenas si te dejan ver zonas, así que la decisión esta tomada ¿acertada o no? Pues quién sabe, quizás volvamos y lo veamos por dentro, en cualquier caso por fuera es imprescindible.
Una cosa que tiene esta ciudad es que aunque aquí contemos los aspectos más significativos o curiosos de ver, Budapest es de estos lugares en los que pasear por cualquier calle (del centro claro) hace que resulte muy atractivo.
Lo dicho ese día fuimos directos a la Sinagoga judía, que resulta que es la más grande del mundo detrás de la de Jerusalén, por fuera es muy interesante, digo por fuera porque fuimos tan poco espabilados que ni nos dimos cuenta que es sábado y por tanto “el sabad” creo que se escribe así, o lo que es lo mismo que estaba cerrada, cachis... allí nos encontramos a varios españoles que venían en el vuelo con nosotros y que están en la misma situación.


En cualquier caso esta ciudad tiene alicientes de sobra así que nada, desde allí mismo nos plantamos de nuevo en el Mercado Central esta vez para verlo por dentro, hay que decir que de las cosas más bonitas que vimos, espectacular, super recomendable, además es un lugar que trasmite historia, en la 2ª guerra mundial la estructura del mercado quedó muy dañada incluso ya en 1991 se tuvo que declarar la ruina del mercado, menos mal que tres años después el edificio se restauró. Por eso es imprescindible visitarlo, además es que hay puestos de comida típica húngara de una calidad y precios realmente sorprendentes.
Dejamos el mercado y de nuevo cruzamos el puente, hoy queremos ver la ciudadela que es el punto más alto de Budapest, era una antigua fortaleza, para subir os espera una larga cuesta ya que no hay otro modo practico, el lugar más accesible es justo desde los pies del hotel Gallert. Para entrar hay que pagar solo en la zona más alta, donde además se puede ver un museo de la Segunda Guerra mundial, a nosotros nos gusto pero salimos un poco impactados, es difícil de explicar, da la sensación que en lugar de ser una exposición con el objetivo de que no se olvide lo que pasó, parece más bien una exposición realizada desde el rencor, las fotos son extremadamente duras por lo menos para nuestro gusto, ya sabemos que lo que pasó, pasó y no se trata de mirar para otro lado pero.....en fin que cada uno lo vea y opine.




Dejando a tras la ciudadella regresamos al mercado a comer pero resultó que los puestos de comida los cierran pronto así que decimos comer en el pub de enfrente que la noche anterior tan bien nos habían tratado. La comida consistió básicamente en comida típica húngara, por cierto una opción muy económica es pedir gullac, te ponen un platazo del que comen 2 y por muy poco dinero. La anécdota fue que le dijimos a la camarera que nos cambiara de sitio y ella con esa calidez que caracteriza a estas gentes casi nos mando a tomar por..... je je sobran las palabras.

Después de comer tomamos rumbo a la avenida Adrassy donde además de tiendas de Prada hay un montón de lugares interesantes, nuestro objetivo era la Opera, espectacular edificio neo renacentista. Lo importante de este lugar al margen de la belleza del edificio es la oferta cultural que hay y es que hay opera o ballet todos los días del año y para todos los bolsillos, esto realmente no es muy habitual, para verlo puedes o bien hacer una visita guiada pero ojo sólo se puede hacer de 15 a 16 horas, la otra opción pasa por comprar una entrada y pasar.



Nuestra idea era esa, pero claro, no pensado una cosa ¿sabéis cuanto dura una opera? Pues cuatro horitas, entonces tenemos un problema, ¿qué hacemos? Entramos a la opera y nos la tragamos entera y perdemos toda la tarde (ya son las 17) entramos a la opera estamos un rato y nos salimos, lo sentimos pero esa actitud nos parece de hortera y mal educado, o la última prescindimos de verla por la dentro y lo dejamos como pendiente para una posible vuelta. Finalmente optamos por la ultima opción, qué se va ha hacer, seguimos caminando por esta avenida dejando atrás varios museos que no eran de nuestro interés hasta llegar finalmente a la famosa Plaza de los Héroes cuyas siete estatuas conmemoran a siete tribus fundadoras de Hungría, en cualquier caso está declarada Patrimonio de la Humanidad...allí mismo también está el Parque de la ciudad, el Museo de las Artes y la Galería de Arte, además una reproducción exacta del castillo de Drácula de Rumania.


Hay que decir que nuestro objetivo de nuevo era terminar la tarde en un relajante balneario je je esta vez otro de los más famosos, los Baños Scéchenyi, famoso por la imagen de sus bañistas jugando a la ajedrez, el precio similar al Gallert, las instalaciones mejores lo que pasa es que a esta hora ya solo puedes acceder a las piscinas exteriores cuyo agua está caliente pero están al aire libre claro.... allí nos metimos durante dos horitas y disfrutamos como enanos, esto de los baños engancha eh... yo creo que comenzó en nuestro viaje a Japón.


Cerca de las 22 de la noche dejamos el balneario súper relajados y cogimos allí mismo el metro línea 1 que en unos 10 minutos te deja en el centro de la ciudad, además es muy bonito y singular.
Terminamos la noche cenando en el mismo lugar que la noche anterior y degustando nuestra ultima botella del maravilloso vino húngaro.


DIA 4 BUDAPEST-MADRID 21 de Marzo

Nuestro avión sale temprano así que poco que contar del día de hoy, desayuno bestial y directos al aeropuerto, únicamente unas breves conclusiones de este lugar.
Budapest cierra el ciclo de las ciudades imperiales que surgen en torno al Danubio, es una ciudad con una riqueza cultural inmensa, su gastronomía es digna de disfrutar, su vino y su cerveza es de categoría. Es una ciudad barata, asequible, puedes disfrutar de un hotel agradable en el centro de la ciudad por poco dinero, sus balnearios (que hay muchos más de los mencionados en este blog) sus parques, sus contrastes hacen de esta ciudad un lugar imprescindible para todo el que visite Europa.
Es cierto que la gente no nos pareció la más agradable del mundo pero hay que saber ver que Hungría siempre ha sido puerta del telón de acero, que en la 2 ª Guerra Mundial recibió de los bandos, es decir son gentes duras y que en una breve visita no se puede valorar absolutamente nada como para sacar conclusiones. En definitiva, este lugar nos ha encantado, Budapest tiene carácter capitalista pero con un poso comunista que produce una mezcla difícil de ver en otros lugares del mundo.
Así que ya sabéis visitar Budapest.

Comparte esta entrada

votar

5 comentarios:

ordago13 dijo...

Mucha envidia en ese viaje, que ganas de ver Budapest¡¡¡

Un consejo de bloggero, el post es demasiado largo, podriaís haber contado el viaje en 3 o 4 posts y hubiera quedado mucho más manejable.
Critica constructiva, que anda que no me haría yo esos viajazos.

ordago13 dijo...

P.D. veo que os gusta buena música (barra lateral interesante) me caen bien de primeras las personas que escuchan mas alla del pachangeo comercial.

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Hola órdago; lo primero te damos las gracias por tus comentarios, lo segundo, las críticas constructivas siempre son bienvenidas así que tomamos nota para la próxima, pero ten en cuenta que el blog hoy por hoy está apenas en un 20% de como a nosotros nos gustaría, pero como casi todo el mundo que tiene un blog, le dedicamos el tiempo que malamente tenemos...pero en el mommento en que dispongamos de más tiempo la cosa cambiara.
Finalmente decirte que efectivamente nos gusta mucho la música, vamos a conciertos siempre que podemos , también nos gustaría añadir muchos más recomendaciones musicales (que las tenemos) pero lo dicho el tiempo da para lo que da. Ya que te gusta la música te recomendamos encarecidamente el blgo de la ardilla roja.

un saludo y muchas gracias

Carme dijo...

Las fotos espectaculares, y se agradece la sinceridad sobre la impresión que os causaron los lugareños, jejejeje
A Budapest cada vez le tengo más ganas, ¡madre mía!!
Un abrazo y seguid!

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Carmen, nos hace mucha ilusión tus comentarios, efectivamente te animamos a que visites esta ciudad en cuanto puedas, prueba su vino y su cerveza no tienen desperdicio.

un abrazo y nos vemos por el foro