CONTADOR DE VISITAS

BLOG ROMA 08

Imprimir artículo
Escrito: Israel, Fotografía y Enmaquetado:Carmen

DATOS PRACTICOS: LA CIUDAD EN SI:
Roma, desde luego, la ciudad eterna, le viene que ni pintado, pasear por sus calles es como entrar en una maquina del tiempo que te permite vivir en tus carnes el olor de las mismas flores que percibían las tropas romanas al abandonar la ciudad para conquistar el mundo, toneladas de historia en pocos Km. cuadrados, sensaciones a tropel en cada uno de los pasos que recorres, desde Trastevere hasta el Coliseo, desde el Vaticano hasta la plaza de España, desde la plaza de Venecia a al Fontana de atreví cada tramo recorrido es un pedacito de historia, de una ciudad que ha sido capital del mundo, cuna del mayor ejercito de la humanidad. La sensación al pasear por esta ciudad es como ir por un museo al aire libre.
ALBUM FOTOGRÁFICO




WEB ÚTILES
CUANDO IR:
El clima de Roma es muy similar al de Madrid (algo más caluroso) así que los meses que no hace ni mucho calor ni mucho frió.
AEROPUERTO COMPAÑIAS AEREAS-TRANSPORTE:
El aeropuerto principal es el de Fiumicin o Leonardo Da vinci, muchas compañías son las que van diariamente, nosotros fuimos con vuelin, 80€ ida-vuelta por persona.
Para llegar a la ciudad lo mejor es el conocido "Leonardo Express", un tren directo que los comunica en tan sólo 30 minutos (Sale cada media hora y cuesta 11 euros. Se compran los ticket allí mismo y deben validarse en las máquinas amarillas que hay en los andenes).
Otra buena opción son los taxis, tienen un precio fijo de 45€ de la ciudad al aeropuerto y viceversa pero cuidad in con los taxistas italianos que si pueden te hacen él lió y te cobran más.
ALOJAMIENTO:
Encontramos un hotel a buen precio justo al lado de la estación de Termini (estación central) Tempio di Pallade, se llamaba, hotel aceptable aunque sin grandes lujos, a 15 minutos andando del Coliseo.
TRANSPORTE:Roma, a parte de taxis, tiene dos medios principales, primero la red de autobuses en la cual te subes, no pagas y punto, si si, te subes y no pagas, puedes sacar ticket pero eso solo lo hacen los torpes turistas, los turistas que no se cortan actúan como todo romano y te subes sin pagar, nadie va a decir nada, esto es seguro, por lo demás la red de autobuses funciona con normalidad. Segundo el metro, que tiene dos líneas A y B y la mayoría de las paradas no te dejan al lado de casi nada, esto surge por que cada vez que en roma han tratado de hacer metro han tenido que parar por que se encuentran con yacimientos, así que el metro hace una especie de aspa por las afueras del casco urbano con poco sentido, no obstante para algunos casos es una buena forma de transporte, una es muy nueva y la otra muy vieja pero ambas funcionan bien.
COMIDA Y PRECIOS:
Como uno puede imaginar en roma la comida pues eso típica italiana, muy muy buena, ellos hacen la pasta tan aldente que puede resultar un pelin dura, pero si ellos lo hacen así será por algo ¿no?, en cualquier caso roma esta plagado de restaurantes, tratorias con sus mantelitos de cuadros rojos y con una gran variedad de platos sabroso.
En cuanto a los precios, como todo, roma es similar a una ciudad como Madrid, lógicamente te clavaran más si comes en sitios muy turísticos, una buena zona para comer es en el barrio del Trastevere, donde todavía comen muchos obreros y donde puedes encontrar precios muy asequibles, en cualquier caso precios orientativos; lasagna o canelones = 7 u 8€, botella de vino = 15€, café = 1.5€ etc... muy parecido a españa en general.
SANIDAD Y SEGURIDAD:
Roma y los italianos en general se parece en algunas cosas mucho mucho a España y los españoles, aunque no es un lugar inseguro, todo el mundo te advierte que mucho cuidado con los carteristas, especialmente en autobuses y metro, también puedes tomar con alguno que te intenta timar y cosas parecidas pero vamos con un poquito de sentido común no tienes por que tener ningún problema. En cuanto a la sanidad, es necesario sacarse en España la tarjeta sanitaria europea, te la sacas en el mismo momento y te cubre prácticamente igual que en España por lo que no se hace necesario un seguro medico.
SOCIEDAD Y GENTE:
Poco que decir que no se haya dicho anteriormente, los italianos son muy parecidos a los españoles, muy expresivos, muy cariños, abiertos, elegantones, muy latinos en definitiva, también se parecen en lo malo, tienen mucho morro, muy informales, impuntuales... en fin no seguiré no sea que alguien se nos ofenda...
En cuanto al tipo y nivel de vida, nos sorprendió un poco, teniendo en cuenta que Italia pertenece al G-8, el nivel de vida aparentemente es un poco inferior al de España, las infraestructuras, al menos en Roma deja mucho que desear, lo cierto es que parece una provincia no una capital, vimos muchos indigentes, sin techo y mucha gente buscándose la vida.
DIA 1 13 de marzo 2008.
Llegamos a Roma gracias bien prontito, a las 8 de la mañana, hemos madrugado mucho por que solo tenemos cuatro días y hay que aprovechar al máximo, en el mismo aeropuerto compramos los ticket del tren para la estación y también el Roma Pass por 20 euros que te permite por 3 días el transporte por metro, bus o tranvía además de entradas gratuitas y descuentos en numerosos monumentos y museos de la Provincia, lo compramos en la oficina de turismo del mismo aeropuerto aunque también se puede adquirir en la estación de Términi, en el andén 24. El tren que une el aeropuerto con Términi se supone que tarda 30 minutos, el nuestro tardó 50, lo cachondo es que no hace paradas y ni dios dijo nada del retraso, en fin, llegamos a la estación y dado lo cercano del hotel cogimos las maletas y fuimos andando, el barrio parece algo desangelado, ya nos lo habían advertido pero también nos dijeron que a pesar del aspecto era un lugar tranquilo, lo dicho, una vez en el hotel al final nos dieron las 11, un chico muy simpático en perfecto español nos dice que la habitación todavía nos está, “daros una vuelta y en 30 minutos volvéis” dijo él, así lo hicimos, nos tomamos un café y volvimos prácticamente una hora después, de nuevo nos dicen que todavía no esta, a lo que el mismo nos digo, lo siento es que los italianos somos así, a regañadientes marchamos a dar una segunda vuelta y decimos comer en un restaurante de la zona, en un italiano, a no a aquí simplemente son restaurantes, comimos bien y barato y por cierto que el dueño tenia una pinta de mafioso que resultaba muy simpática. Por fin y solo a las 2 de la tarde nos dieron nuestra habitación, descansamos un poquillo y tomamos rumbo al coliseo, lo teníamos a 15 minutos andando.


Para disfrutar roma, la mejor forma sin duda es andando, como se citó anteriormente es una maravilla pasear y perderse por sus calles así que nosotros poco transporte público cogimos. Tras 15 minutos andando por fin llegamos al coliseo, según te acercas va impresionando más y más, teníamos pensado visitarlo por dentro en otro momento porque si combinas la entrada al Coliseo con la del Monte Palatino que cuesta 11 euros (si se usa aquí por primera vez el Roma Pass sale gratis), por cierto, si entras primero y desde el Palatino, después te ahorras las colas del Coliseo así que es de muy a tener en cuenta, continuamos recorriendo lo que se denomina como la Vía Sacra, dejando el arco de Constantino maravillados mientras que a lo lejos veíamos el de Trajano, nos dirigimos hacia la Piazza de la Verita donde nos esperaba la famosa Bocca de la Verita que según reza la leyenda tiene el poder de morder la mano del que miente, también en la propia plaza la iglesia Santa Maria in Cosmedin y su altísima torre del campanario.


Al otro lado, el Templo de camino pasamos por lo que queda del Circo Massimo, hoy en día solo se atisba la forma de lo que en su día fue lugar de carreras de cuadrigas, ¿quién no ha visto Ben Hur?, después de evitar que la boca nos mordiera seguimos caminando maravillados por el lugar en el que estábamos, llegamos a la isla Tiberina, en el centro del rió Tiber, muy recomendable dar una vuelta por allí, encuentras puentecillos hipies y algún inmigrante que vende bolsos de imitación, también sirve de acceso al barrio del Trastevere aunque eso será para otro día. Dejamos atrás la isla tiberiana y subimos dirección piazza venecia, por el camino nos maravillamos con los restos del Teatro Marcelo y alguna pequeña iglesia dentro de callejuelas que nos vamos encontrando, justo al lado de la piazza Venecia, subiendo unas escaleras se encuentra la plaza donde esta el ayuntamiento, muy recomendable, desde allí pudimos ver nuestro primer atardecer de la ciudad y es que el cielo en Roma también tiene algo diferente o al menos eso nos pareció a nosotros, también desde una de las esquinas de la plaza puedes apreciar otra perspectiva del Foro Romano.


Allí mismo se nos hizo de noche, llegamos a la piaza Venecia que estaba sufriendo reformas pero aun así se podía disfrutar perfectamente, esta plaza es el punto más céntrico de la ciudad, en ella convergen las vías más importantes, vía del Corso, vía Quattro novembre, vía de foro imperiali etc allí se encuentra el monumento a víctor Manuel II y el Palacion de Venecia.
Seguimos camino, y a tres pasos nos encontramos con el Foro di Trajano, tenemos la sensación que hay tantas maravillas que no te da tiempo a asimilarlas, tras disfrutar con esta maravilla nos dejamos perdernos por las calles hasta que topamos de bruces con la Fontana di Trevi,


queriamos verla de dia, pero asi pudimos además hacerlo de noche, no se que nos sorprendió más si el monumento en si, o la cantidad de gente que había, en fin tras permanecer largo rato allí, decidimos retornar sobre nuestros pasos para irnos a descansar, de regreso descubrimos un restaurante en lo que parecía una pequeña zona gay de la ciudad, en fin cenamos, aunque una advertencia en roma a las 21 horas más vale que estés cenado por que te quedas sin. Regresamos al hotel exhausto por tanto caminar, es nuestro primer día y no hemos usado el transporte publico.


DIA 2 14 de marzo de 2008
Hoy hemos decidido emplear el día en el vaticano. Para llegar tomamos el metro (Línea A dirección Batintín, 5ª parada Ottaviano-San Pietro, una cosa muy importante a tener en cuenta son las larguísimas colas que se forman para acceder, nosotros tuvimos suerte y solo esperamos, unos 30 o 40 minutos pero creo que hay gente que llega a estar 3 horitas, en el centro de la plaza y mientras esperamos pudimos apreciar de sobra el obelisco egipcio, por cierto allí en la cola como estas tanto conocimos a unas chicas españolas muy graciosas y simpáticas, las pobres estaban caninas y nos contaron sus artimañazas para colarse en el albergue y otras tretas.




Por cierto la cola que no se ha dicho era para entrar a la Basílica de San Pedro claro esta, una vez dentro se nos creo un conflicto emocional, por un lado es la catedral católica más grande del mundo, su belleza es tan grande que ofende, obras de arte de los más ricas, (según entras la Pietá de Miguel Ángel)oro, en fin... nos creo un poco de conflicto como digo, no sé si Jesucristo levantase la cabeza si seria este el modelo de cristianismo que deseaba, pero bueno, estábamos allí y había que disfrutar, lo cierto es que es impresionante, otra parte muy interesante para tener inmejorables vistas es subirse a la Cúpula, también hay colas pero no creo que haya un lugar más emblemático para ver todo Roma. 5 euros y más de 500 escalones o 7 euros por ascensor y 321 escalones es el precio que hay que pagar. Antes de dirigirnos a los museos vaticanos, pasamos por las tumbas de los papas donde podemos ver entre otros al recientemente fallecido Juan Pablo II.




Una vez fuera (es imprescindible salir) giramos nuestros pasos para ver los museos vaticanos, es importante como siempre que se acude a ver un gran museo saber lo que se quiere ver, ya que te puede llevar días, precio 13 euritos, tanto arte concentrado allí que necesitaríamos otro blog para contarlo, obras de Rafael, Miguel Ángel, etc etc aunque la mayoría de la gente Asia ver la Capilla Sixtina, desde nuestro punto de vista es imprescindible venir a Roma y entrar aquí, lo cierto es que uno queda muy satisfecho aunque con una sensación extraña por todo lo que no hemos podido detenernos a ver. Abandonamos los museos muertos de hambre, esta todo redeado de restaurantes típicos donde clavan a los turistas así que tratamos de perdernos a ver si encontramos alguno que sea mas de barrio pero nada imposible aunque al menos llegamos a un restaruant con menú bastante barato, 11€ por persona creo recordar.





Con la tripa llena, nos fuimos al Castillo de Sant´Angelo, junto al Puente del mismo nombre. El que en su día fue Mausoleo del Emperador Adriano. Dicen Incluso que existe un pasadizo que lo une con el Vaticano.. Lugar ideal para tomar panorámicas formidables de la ciudad de Roma. muy Recomendable (7€, gratis con Roma Pass). Por fortuna vivimos allí nuestro segundo atardecer espectacular. Dejamos atrás el castillo, atravesamos el puente y subimos por la Vía di monte Brianzo, hasta llegar a arribamos a la Vía Corso, calle muy comercial aunque no tanto como en Vía Condotti, dimos una vuelta viendo los Armani, Louis Vuitton, Prada o Versace etc seguimos caminando hasta llegar a Piazza di Spagna, en la cima de las escalinatas se encuentra la Iglesia Trinità dei Monti ( otro de los lugares más conocidos de Roma), la verdad es que no se si porque la habíamos visto millones de veces en la tele o por que pero no nos dejo boquiabiertos precisamente, en cualquier caso es muy recomendable, allí coincidimos con cientos de grupos de chavales españoles en viaje de fin de curso, son como plagas.
Después de eso cenamos algo, cogimos el metro y para el hotel a descansar que mañana nos espera otro maratón.





DIA 3 15 DE marzo DE 2008:
Hoy toca el Palatino y el Coliseo por dentro, tal como se aconsejó anteriormente entramos primero por el palatino, todas estas ruinas representan principalmente antiguos templos e instituciones que regulaban la vida política y social de los romanos, es muy impresionante y te puede llevar verlo todo una mañanita fácil, todas las guías recomiendan itinerarios y te marcan los puntos mas importantes como el arco de Tito, el Templo de Castor y Pollux etc etc.



Por cierto no lo hemos dicho pero hace un día espléndido como todos los que llevamos en Roma, temperatura ideal para hacer este recorrido, en fin, tras varias horas de visita accedemos al Coliseo, hay una cola que te cagas pero nosotros no esperamos y pasamos directamente, por dentro para nosotros resulto espectacular si bien es cierto que mucha gente dice que el de Túnez es mucho mejor, pero nosotros no podemos comparar así que salimos encantados.





Dirigimos nuestro pasos en busca de la Iglesia de San Pietro in Vincoli, donde se encuentra una de esas obras de Arte conocidas en todo mundo: El "Moisés" de Miguel Ángel.


Nos sorprendió mucho el ver que la iglesia donde se encuentra por fuera no es gran cosa, ya nos ha pasado en varias ocasiones que aunque aquí no se cite, constantemente nos topábamos con pequeñas iglesias que una vez dentro te dejan anonadado, previamente nos habíamos perdido por maravillosas calles y comimos en un restaurante muy bien y ha muy buen precio, el vino un poco peleón pero en resumen bien.
Dedicamos la tarde a pasear por el centro de la ciudad maravillados por cada rincón y en cada momento, finalmente llegamos de nuevo a la Fontana di trevi, esta vez de día, nos encontramos allí con mas gente que en un estadio de fútbol, nos hicimos un hueco para tirar la típica moneda, después y allí mismo disfrutamos de un magnifico helado italiano y proseguimos camino rumbo a otrás plazas y calles de singular interés, el siguiente lugar fue el Panteón, la plaza donde se ubica es preciosa, entrar es gratis, allí se encuentra la tumba de Rafael y en su majestuosa cúpula tiene un hueco por el que se divisa el sol o la luna según toque.



Proseguimos hasta llegar a Piazza Navona una de las más conocidas, allí se encuentran tres fuentes, la central la Fontana de los Ríos, en el sur La fontana del moro y en el norte la fontana de neptuno, de nuevo hicimos por perdernos por los aledaños, donde cenamos un trozo de pizza y una cerveza, hoy no hemos cenado muy bien la verdad y por cierto una cosa que sorprende es lo caro que es el alcohol, la cerveza o el vino tienen precios prohibitivos, por cierto por si alguien no se lo imaginaba ya, el café es excelente en cualquier bar de la ciudad, se nos hace tarde, regresamos al hotel para dormir.


DIA 4 16 DE marzo DE 2008:
Hoy es nuestro ultimo día, nuestro avión sale tarde así que tenemos tiempo para aprovechar, destacar que en este blog se han descrito los monumentos principales pero en el trascurso de los días vimos infinidad de iglesias muy interesantes, monumentos, estatuas y fuentes de belleza incalculable, calles llenas de historia y todas con algo que las hacia encantadoras, es la ciudad del mundo de las que hemos estado y que mas iglesias tiene por km2, así que si estáis perdidos por alguna zona y veis alguna no dudéis en meteros.
En fin hoy teníamos reservado la mañana para dedicarlo al barrio del Tratevere, el barrio mas pintoresco de toda roma, compuesto por estrechas calles y con la leyenda de que sus vecinos son los descendientes directos de los auténticos romanos, ha nosotros nos pareció maravilloso, lo mejor es cruzar el Tiber y pasear por sus laberínticas calles, descubres plazas donde menos te lo esperas, la arquitectura de las casas es impresionante, todas de color ocre dan una homogeneidad al barrio de un valor incalculable, músicos, artistas callejeros y gente que se busca la vida en general son los personajes que vas encontrando por el camino. Aquí las trattorias y ristorantes abundan, en general mucha calidad a precios mas que razonables aunque también hay sitios sabedores de las ordas de turistas que llegamos y te clavan a las mas mínima, simplemente hay que fijarse un poco en los precios mientras paseas y elegir sitio, los monumentos más destacados dentro del barrio son; la Basílica de Santa Maria, nos gusto más la ubicación que la iglesia en si, Palacio Corsini, Iglesia de San Pedro in Montorio y el Castillo de San´t Angelo.


Después de comer y de degustar el ultimo helado y cafés italianos fuimos retornando sin prisa pero sin pausa hacia el hotel para recoger las maletas, como era Domingo muchas calles estaban cortadas y había mucha gente en las calles con diferentes actuaciones, además pillamos la maratón de Roma y el ambiente era genial, en la carrera vimos pasar a gente del club de atletismo de Jaca o algo así, a lo que gritamos “viva Jaca” en lo que un par de corredoras se giraron para saludar sonrientes y animadas dentro de la fatiga que llevaban del trote


, en fin se nos fue haciendo de noche, llegamos al hotel cogimos las maletas y fuimos andando a Termini para coger el tren hacia el aeropuerto, una vez subidos al tren y pensando que la aventura llegaba a su fin pronto nos dimos cuenta que el destino nos tenia todavía reservado una ultima mano en esta ciudad, aunque estábamos ya en nuestro tren con tiempo de sobra para llegar nos empezamos a poner algo nervioso por que no arrancábamos pero como los italianos son así de informales no le dimos mayor importancia, 20 minutos, después otros 25 y por ultimo ortros 20 mas, de los nervios ya empezamos a preguntar a alguna italiana que también iba al aeropuerto pero tampoco tenían ni idea, finalmente nos enteramos que un tipo se tiro a la vía y decían que en 10 minutillos se solucionaba, Ja como que en diez minutos se levanta un cadáver de un suicida de una vía, de repente vimos que los italianos se largaban del tren y pensamos si estos se piran que conocen como va el tema nosotros también, salimos corriendo a toda mecha ya que íbamos taradísimo para coger el tren, mientras desde las ventanas los pasajeros de todas las nacionalidades preguntaban ¿qué es lo que pasa? Llegamos directos a la parada de taxis, no teníamos tiempo para más y los muy piratas que ya conocían los antecedentes nos dicen en medio de risas que como tenemos prisa, la tarifa al aeropuerto se ponía en 90 eruros, serán hijos de... después de discutir sin llegar a consenso alguno y con un estrés de la leche y siendo ya las 10 de la noche, nos metimos por unas calles y conseguimos parar un taxi que no estaba en la parada, lo hicimos como si no tuviéramos prisa, el buen hombre antes de subir nos advirtió que eran 45€ a lo que asentimos afirmativamente, una vez dentro le dijimos por dios bendito, por Maria magdalena, por la santa madona acelere a tope que no llegamos, resulta que el taxista hablaba español de un par de veces que había estado en España, nos dijo orgulloso, yo he ido a la tumba de los caídos, nosotros que bastante teníamos ya, no entramos en ningún tipo de valoración sobre el tema. Finalmente llegamos a coger el avión, por los pelos, por cierto iba medio vació de todos los que no llegaron esperando que saliera el tren.Así llego el punto final a cuatro días exprimidos al máximo en una ciudad que no se merece menos, se nos quedo un poco de mal sabor pero reflexionando en el tiempo la verdad es que Roma es un sueño del que desearías no despertar, todo el mundo debería ir al menos una vez en su vida a este lugar.

Comparte esta entrada

votar

3 comentarios:

Victor dijo...

Estupendo relato de Roma! Además me viene de perlas porque voy a ir a la ciudad a principios de febrero y también estaré unos 3 días y medio... por lo que me puedo hacer un idea de lo que me dará tiempo a ver.

Un saludo!!

Aran BL dijo...

Qué bonita Roma y qué recuerdos me trae... Yo tengo que volver porque me faltan muchas cosas aún que conocer allí, ya que solo pasé un par de días.

Quería animaros a que os paséis por mi blog que os dejado una cosita :) Espero que os guste! Un saludo!

GRUPO VIAJARAMUNDI dijo...

Muchas gracias por el regalito Aran, nos ha encantado!!!
Besos